Violó a menor que tenía que cuidar y quedó embarazada

Una mujer del estado de Florida, en Estados Unidos, fue sentenciada a 20 años de prisión por violar a un menor de 11 cuando trabajaba como su niñera. Según precisaron fuentes judiciales, la imputada tenía 22 cuándo comenzaron los abusos, que acabaron con ella embarazada del menor.

Marissa Mowry dio a luz al hijo del niño en 2014. El episodio permaneció en secreto durante varios meses, hasta que el chico le contó a su madre lo que estaba ocurriendo.

La víctima tiene hoy en día 17 años y es padre de una criatura de tan sólo cinco. “No pensamos en las mujeres como depravadoras, no lo hice y me costó mucho”, aseguró la mamá del damnificado, Nadean Campbell, a FOX 13 News.

La acusada fue detenida en 2017 y enfrentó cargos de “agresión sexual infantil agravada por ser una persona con autoridad sobre la víctima”. Mowry aceptó los cargos y permaneció en silencio durante su sentencia. Sin embargo, la defensora pública a cargo le dijo al juez que su cliente aceptó las consecuencias de sus actos y el acuerdo de pasar dos décadas tras las rejas.

Campbell dejó un mensaje a los padres de menores, advirtiendo que “conozcan a las personas con las que están sus hijos. Investiguen todo. Ustedes son los mayores defensores de sus hijos”

Otro caso

Dos hermanos violaron a sus dos hermanas

Una adolescente de la localidad tucumana de Concepción denunció que tanto ella como su hermana fueron abusadas por parte de dos hermanos durante varios meses.

Los sospechosos fueron detenidos la última semana. Uno de ellos, está acusado de violar a su pariente cuando ésta tenía 14. De ese ultraje, la menor quedó embarazada y tuvo un bebé hace tres meses.

Hace menos de una semana, se le realizó una Cámara Gesell da una de las víctimas y ese testimonio fue clave para la investigación. La identidad de las dos chicas, que se encuentran recibiendo asistencia psicológica, se mantuvo en reserva para evitar cualquier tipo de represalias.

Lo mismo pasó con los agresores, quienes fueron acusados de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”, en una audiencia de “Control de la Legalidad de la Detención y Reformulación de Cargo y Requerimiento de Prisión Preventiva”.