Venezolanos marchan tras sabotaje eléctrico

Desde la Avenida Libertador hasta la Urdaneta, en esta capital, la fuerza revolucionaria respaldará la continuidad del proceso de la Revolución bolivariana pese a las acciones golpistas de la derecha con la anuencia del Gobierno de Estados Unidos, quienes pretenden justificar una intervención militar, destacó el presidente de la República, Nicolás Maduro.
Al respecto, Maduro resaltó que con su actuar en los días de contingencia, los venezolanos confirmaron que quieren vivir en paz, en justicia y rechazan todo ataque extranjero imperialista y a la oposición golpista.

Asimismo, exhortó a la población a unirse a los ejercicios militares Ana Karina Rote que rectorados por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana buscan desde este sábado estrechar la unión cívico-militar para proteger el sistema energético y las aguas de la nación.
El pasado jueves 7 de marzo un ataque cibernético contra el Sistema Automatizado de Control (ARDA) de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en la represa del Guri, estado de Bolívar, originó la desconexión eléctrica de 18 demarcaciones del país y a su vez afectó por igual la distribución de agua potable.

Ante esta situación, Maduro denunció que al sabotaje se desarrolló en tres vías, un ciberataque al cerebro del sistema computarizado del El Guri y otro desde el exterior al cerebro de conducción eléctrica ubicado en Caracas.

La segunda vía de ataque, -informó el mandatario-, fue electromagnética mediante dispositivos móviles que interrumpen y revierten los procesos de recuperación, y la tercera por la opción física a través de la quema y explosión de subestaciones eléctricas.