Vandalizaron instalaciones ediles de El Alto; Alcaldía acusa al MAS y pide garantías

Así quedó el Centro de Convenciones de El Alto luego de destrozos originados.

Instalaciones de la Alcaldía de El Alto fueron destrozadas por una turba que se movilizó la noche del miércoles. El Gobierno Municipal denunció que los incitadores fueron miembros del Movimiento al Socialismo (MAS) y pidió garantías para los funcionarios.

Los hechos vandálicos sucedieron después de los enfrenamientos que hubo cerca al Aeropuerto, donde los afines al MAS intentaron bloquear el ingreso del cívico cruceño Luis Fernando Camacho.

El secretario municipal de Gobernanza, Henry Contreras, indicó una parte de la turba se dirigió al Concejo Municipal donde destrozó una movilidad de la Dirección de Cultura e intentó ingresara al teatro Raúl Salmón.

Asimismo, otro grupo de gente fue al Centro de Convenciones, donde es el despacho de la Alcaldesa. Según Contreras, en esas instalaciones la turba destrozó vidrios, la vivienda de la cuidadora e intentó prender fuego.

En ambos casos, la Policía actuó para evitar mayores destrozos, lo cual fue agradecido por el funcionario edil.

Entre los incitadores, Contreras identificó al dirigente del MAS Daniel Ramos y a Roberto Rojas. Criticó que el MAS haya anunciado movilizaciones pacíficas, pero en realidad haya terminado con violencia.

Cuidadora escapó con sus hijos

La cuidadora del Centro de Convenciones dijo que ella estaba con su familia tranquila, cuando apareció la turba, por lo cual tuvo que dejar todo y escapar con sus tres hijos.

“Todo lo han destrozado, nos querían agarrar, con mis hijos he escapado”, contó la mujer. Agregó que la Policía apareció y también se indicó que se vaya del lugar por lo que ocurriría.

Según la cuidadora, los manifestantes gritaban para encontrar a la alcaldesa Soledad Chapetón.

Entre lágrimas, lamentó que se haya destrozado su vivienda y expresó su pesar por la persecución a Chapetón. “Cómo pueden perseguir a la Alcaldesa, por lo que es mujer le hacen así, la gente no tiene piedad”.

 

Tomado de Erbol