Usuarios en Tarija temen entrar a central de riesgos por deudas al banco

Largas filas en las entidades financieras

Largas filas en los bancos de Tarija/Imagen de archivo El País

Durante los horarios de atención de las diferentes entidades financieras en la ciudad de Tarija, se observan largas filas de personas en busca de algún servicio por parte de las mismas, pero existe una preocupación común entre los usuarios, qué hacer durante la crisis económica que atraviesa el departamento por la cuarentena nacional y no cuentan con la fluidez financiera para pagar préstamos o créditos otorgados por la banca.

Surgen “dudas” en usuarios

En un sondeo que se realizó a algunas personas que se encontraban en fila en una entidad financiera ubicada en el centro de la ciudad, el sentimiento de los usuarios era de “duda” en torno a un comunicado emanado por la presidente, Jeanine Áñez, otro por parte de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) y también de la Asociación Nacional de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).

“Se dice que podemos solicitar la reprogramación de nuestros créditos, pero cuando llamé al banco para aplica a esto, me dijeron que tengo que venir personalmente con una carta para hacer la solicitud pese a que, personalmente, quiero cumplir con la cuarentena por el coronavirus y no salir de mi domicilio”, dijo un usuario.

El joven comentaba en la fila comentaba que las medidas económicas anunciadas por la presidente Áñez, señalaba “las familias y pequeñas empresas que pagan créditos, no pagarán dos meses el capital de la deuda y que este pago se realizará al final del periodo del crédito”, pero la misma entidad financiera, solicitó al joven apersonarse al banco para aplicar a alguna solicitud.

En otro caso, la entidad financiera que brindó un préstamo a una personas particular, la entidad directamente lo llamó para que proceda a realizar el pago de su cuota mensual ya que no “existe un comunicado oficial” para la reprogramación de dicho préstamo.

“Nos llamaron del banco para que paguemos, mi mamá tenía que pagar el viernes y por el tema del tiempo fuimos en lunes a cancelar la cuota mensual, cuando pregunté sobre el congelamiento en los pagos, me dijeron que no hay nada oficial. Llamé a mi asesor y me dijeron que llegó un comunicado de la ASFI pero que aún no hay un decreto y eso estarían esperando”, dijo Edson.

Por no cancelar en el plazo que el banco dispuso, es decir luego de dos días, la mencionada entidad financiera subió el interés en el pago de este préstamo. “Nosotros pagamos porque si no el interés sube y entramos en mora”, acotó.

Comunicado de Asoban

La Asociación Nacional de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), anunció a través de un comunicado, que “las personas y empresas que tengan problemas de liquidez o no puedan cumplir con sus obligaciones crediticias, que ven afectada su capacidad de pago a causa de esta crisis sanitaria, los bancos vamos a darles todo el apoyo para diferimiento de cuotas, reprogramación de deudas y acceder a recursos que permitan financiar sus actividades”.

La banca quiere evitar que la crisis que se avecina pueda generar la paralización del sistema productivo nacional con la consecuente pérdida de empleos. En ese sentido, Asoban anticipa importantes medidas para favorecer a los prestatarios más vulnerables.

“El plazo para el pago de obligaciones podrá ser analizado de acuerdo a la capacidad que tenga cada persona o empresa, reprogramando el plan de pagos, ampliando la duración del crédito o difiriendo cuotas, para que esto no afecte su actividad económica, ni su liquidez.

Lea también: «BCB dice que estabilidad económica está asegurada»

Instrucción de la ASFI

El 19 de marzo, la ASFI emitió un comunicado en el que “se instruye a las Entidades de Intermediación Financiera (EIF) implementar el mecanismo de diferimiento del pago de créditos de los prestatarios que se vean afectados en su actividad económica o laboral”.

El comunicado gira en torno a la situación de emergencia sanitaria que atraviesa el país y que puede impedir el cumplimiento del pago de las obligaciones crediticias.