UNICEF: guerra de Yemen es un “infierno” para los niños

En la sala de malnutrición de un hospital en la capital yemení de Saná, los médicos pesan a niños pequeños con protuberancias en las costillas y extremidades esqueléticas.
Veinte niños, la mayoría menores de dos años, que reciben tratamiento en la sala del Hospital Sab’een se encuentran entre los cientos de miles de niños que padecen malnutrición severa en el empobrecido país devastado por más de tres años de guerra.

“El conflicto ha convertido a Yemen en un infierno para sus hijos”, dijo a Reuters Meritxell Relaño, representante de UNICEF en Yemen.

Relaño añadió que más de 11 millones de niños, o aproximadamente el 80 por ciento de la población del país menor de 18 años, se enfrentaba a la amenaza de escasez de alimentos, enfermedades, desplazamientos y una grave falta de acceso a los servicios sociales básicos.
“Se estima que 1,8 millones de niños están malnutridos en el país. Casi 400.000 de ellos están gravemente malnutridos y luchan por su vida todos los días”, agregó.

Una coalición de estados musulmanes árabes suníes, liderados por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, intervino en la guerra de Yemen en 2015 contra los hutíes alineados con Irán después de que expulsaran al gobierno internacionalmente reconocido de la capital, Saná.
La guerra ha desencadenado la crisis humanitaria más urgente del mundo en la nación de 28 millones de personas, donde se cree que 8,4 millones de ellas están al borde de la inanición y 22 millones dependen de ayudas.

La coalición ha impuesto estrictas medidas sobre las importaciones a Yemen para evitar que los hutíes hagan contrabando de armas, pero los controles han ralentizado el flujo de bienes comerciales y ayuda vital en el país.

Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos dicen que están proporcionando fondos y suministros para apoyar los esfuerzos de ayuda en Yemen, pero los hutíes acusan a la coalición de estrangular las importaciones en el país.

“La situación de las familias sin trabajo, sin ingresos y en medio de la guerra es catastrófica”, dijo Relaño.

UNICEF ha proporcionado tratamiento terapéutico a más de 244.000 niños menores de cinco años con malnutrición severa desde principios de 2018, explicó.