Una niña violada fue abandonada en una iglesia

Un sujeto de 24 años de edad, al amanecer del pasado 21 de julio, secuestró, cometió violación y abandonó a su propia sobrina en la jardinera de una iglesia en la zona del Plan 3000 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. 

“El autor va al domicilio de la niña, (…) la saca de la casa y la lleva a otro lugar donde hace éste hace abuso de esta menor; posteriormente la lleva cerca a la iglesia Santa Elena y abandona a la menor con daños visibles”, informó Paúl Saavedra, de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia.

El policía agregó que la niña presentaba “bastante daño en su humanidad” por lo que incluso tuvo que realizarse una cirugía reconstructiva. Posteriormente se realizó un “trabajo psicológico” en la infante con el apoyo de la Defensoría del Menor de la ciudad, detalló. 

El coronel Saavedra también precisó que al momento de producirse el secuestro y vejaciones contra la menor la madre se encontraba durmiendo y la puerta del domicilio no estaba asegurada con el candado, lo que permitió el fácil ingreso del agresor. El atacante sería un tío lejano de la víctima y se desempeña como albañil. Además habría confesado que cometió el delito por una supuesta venganza. 

El mismo pidió su juicio abreviado en relación a su confesión.