Una boliviana fue asesinada delante de su hija

Una mujer, de origen boliviano, fue asesinada este lunes delante de su hija, de 7 años, de al menos cinco cuchilladas, en su casa en la localidad bonaerense de Escobar. La víctima había sido agredida por su marido, de igual nacionalidad y que se suicidó aplicándose una certera herida de arma blanca en el estómago.

Este violento hecho en medio de la cuarentena por el Coronavirus ocurrió ayer al mediodía en una vivienda situada en avenida de los Inmigrantes y Las Rosas, cerca del Mercado de Frutos de partido del norte de la provincia de Buenos Aires, donde la infortunada víctima de brutal femicidio, identificada como María Yusco, de 45 años, residía junto a su marido, Jerónimo Cruz, de 60, los dos de nacionalidad boliviana; y la hija de ambos.

Fuentes judiciales dijeron que la situación fue descubierta cuando un vecino del matrimonio escuchó gritos de pelea y llamó al 911, por lo que los efectivos se trasladaron hasta la finca, donde en una de las habitaciones hallaron a Yusco muerta y en otra al hombre, malherido.

Trascendió que en el lugar se encontraba la pequeña hija, de 7 años, quien estaba ilesa, y un vecino, quienes fueron testigos presenciales de lo ocurrido.