UE subraya desafíos del proceso de paz en Colombia

La Unión Europea (UE) subrayó ayer aquí que la situación de los defensores de los derechos humanos y los líderes sociales es uno de los desafíos clave del proceso de paz en Colombia.

No cabe duda de que la implementación del Acuerdo de Paz es el único camino a seguir, expresó ante los medios de prensa la alta representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, tras reunirse en la sede de la cancillería local con el presidente Iván Duque.

El proceso de paz sigue siendo el núcleo del compromiso de la Unión en este país, tanto en términos políticos, en particular a través del trabajo de mi enviado especial, Eamon Gilmore, como financieramente a través del Fondo Europeo para la Paz de Colombia, apuntó.

Durante una declaración junto a Duque, Mogherini precisó que, en total, el apoyo de la UE al proceso de paz asciende a 645 millones de euros, incluyendo el préstamo del Banco Europeo de Inversión.

He transmitido al presidente nuestra confianza en su compromiso con la paz y en las acciones que se vienen implementando desde su Gobierno, a través de la Política de Paz con Legalidad, particularmente el trabajo para la reintegración de excombatientes y lo que se refiere a los programas de desarrollo rural con enfoque territorial, añadió.

Si llegar al Acuerdo (de Paz firmado en 2016 entre el Estado y la ex guerrilla FARC-EP) fue un trabajo duro, implementarlo lo es todavía más. Lo hemos visto en la propia UE y también en otras partes del mundo, aseguró.

La situación de los defensores de los derechos humanos y los líderes sociales es uno de los desafíos clave y un motivo de profunda preocupación, afirmó la alta funcionaria en momentos en que en este país se suceden asesinatos de esas personas.

A su juicio, la forma de abordar las diferencias y superar las dificultades en la implementación del Acuerdo es a través del diálogo y la participación política.

La gran mayoría de los antiguos miembros de las (otrora) FARC-EP siguen comprometidos con el acuerdo. Nuestro compromiso también está con ellos; afirmó.

Por su parte, Duque agradeció a Mogherini el papel de la UE en lo que su Gobierno llama la construcción de la agenda de paz con legalidad ‘para que las personas que genuinamente están comprometidas con la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición avancen exitosamente en el proceso de reincorporación’.

Asimismo, se refirió a retos que ‘hemos reconocidos y que hemos venido enfrentando’, que tienen que ver con lo que fue la expansión de los cultivos de uso ilícito en los últimos años. Detrás de esa expansión hay una criminalidad organizada que quiere amenazar distintas regiones del país. Reafirmamos nuestro compromiso de enfrentar esa criminalidad organizada, aseveró.

Mogherini concluye en Colombia su gira latinoamericana.