Turquía intensifica su campaña en Siria

Turquía redobló el viernes sus ataques aéreos y de artillería contra milicias kurdas en el noreste de Siria, escalando una ofensiva que ha motivado advertencias de una catástrofe humanitaria y ha llevado a legisladores republicanos a cuestionar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La incursión, lanzada después de que Trump retiró a las tropas estadounidenses que junto a las fuerzas kurdas combatieron a milicianos de Estado Islámico, ha abierto un nuevo frente en la guerra civil siria de ocho años y ha provocado duras críticas internacionales.

En Washington, Trump sugirió que la Casa Blanca podría mediar en el conflicto y planteó la posibilidad de imponer sanciones a Turquía, buscando evadir las acusaciones de que abandonó a los kurdos, aliados leales de Estados Unidos.

El viernes, aviones de guerra y artillería turca atacaron la zona en torno a Ras al Ain en Siria, uno de los dos poblados fronterizos en los que se ha concentrado la ofensiva. Periodistas de Reuters escucharon disparos en cerca de la frontera en el pueblo turco de Ceylanpinar.

Una caravana de 20 vehículos blindados que transportaba a rebeldes sirios aliados de Turquía ingresó a Siria desde Ceylanpinar. Algunos hacían señales de victoria, gritaban “allahu akbar” (Dios es el más grande).

A unos 120 kilómetros al oeste, obuses turcos reanudaron los ataques cerca del pueblo sirio de Tel Abyad, dijo un testigo.