Trump minimiza investigación de ‘impeachment’

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desestimó ayer las razones de la Cámara de Representantes para lanzar una investigación de juicio político en su contra y se refirió a la iniciativa como una broma.

Dicho paso, anunciado el martes, abre camino al proceso mediante el cual se puede recomendar al pleno de tal entidad aprobar artículos de ‘impeachment’ desfavorables al gobernante republicano por conductas que los legisladores consideren que merecen su destitución. ‘Si miras esa llamada (telefónica, con el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky), fue perfecta, no hubo quid pro quo (algo por algo)’, comentó Trump en una conferencia de prensa al final de su participación en el período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York.

Así, Trump aludió a su diálogo del pasado 25 de julio con Zelensky, cuyos reportes influyeron en la decisión de la Cámara Baja, que fue informada por su titular, la demócrata Nancy Pelosi.

De acuerdo con la transcripción de la plática, difundida este miércoles por la Casa Blanca, Trump pidió a su par ucraniano contactar al fiscal general estadounidense, William Barr, para abordar una posible investigación relacionada con el ex vicemandatario Joe Biden.

‘Se habla mucho sobre el hijo de Biden, que Biden detuvo el enjuiciamiento y mucha gente quiere averiguar sobre eso, así que cualquier cosa que pueda hacer con el fiscal general sería genial’, dijo.

‘Biden se jactó de haber detenido el enjuiciamiento, así que si puedes verlo… Me parece horrible’, añadió Trump, quien de ese modo mencionó dos veces por su nombre al otrora vicepresidente, principal candidato demócrata a la Casa Blanca y su posible rival en las elecciones presidenciales de 2020.

Trump y su abogado personal, Rudy Giuliani, han impulsado acusaciones contra Biden debido al exitoso esfuerzo del ex vicemandatario, en el cual también estuvieron involucrados otros líderes europeos, por expulsar del cargo en 2016 al entonces principal fiscal ucraniano, Viktor Shokin, al considerar que no estaba haciendo lo suficiente contra la corrupción en su país.

La oficina de Shokin era responsable de las investigaciones sobre una compañía de gas, Burisima Holdings, que en ese momento contaba en su junta directiva con Hunter Biden, hijo del ex vicepresidente.

Por otra parte, Trump precisó que la del 25 de julio fue la segunda conversación con Zelensky, y que ordenará divulgar también el contenido de la primera, pues, según él, quiere total transparencia.

No amenacé a nadie, no hice ninguna presión, manifestó Trump, quien sostuvo que su denunciante con la comunidad de Inteligencia no tenía información de ‘primera clase’ o ‘segundo nivel’.

En tanto, el representante demócrata Mike Quigley expresó a la cadena de televisión CNN que revisó la denuncia, entregada a los miembros del Congreso en un lugar seguro del Capitolio, y la calificó de ‘profundamente inquietante’.

Resulta ‘extraordinariamente detallada’, ‘muy, muy bien hecha’, y ‘refuerza las preocupaciones de que lo que aprendimos antes y es un plan para lo que aún necesitamos saber’, recalcó.