Tojo, vinculan a exsecretario de Lino con empresa

En la investigación que se sigue sobre la construcción de un colegio en la comunidad de Tojo, en el municipio de Yunchará, se develó que Grover Pereira, exfuncionario de Lino Condori cuando era alcalde y también cuando fue gobernador interino, trabajó para la empresa que ejecutó la infraestructura que ahora se cae a pedazos.

Según el cuaderno de investigación al que accedió El País, el año 2008, cuando se inició la construcción de la unidad educativa en Tojo, Pereira ocupaba el cargo de Oficial Mayor Administrativo del Municipio de Yunchará, que en ese entonces era administrado por Condori.

Cabe recordar que la obra tuvo un costo de 4,6 millones de bolivianos y fue ejecutada por la empresa “Asociación Accidental Fernández y Vargas”.

Pereira siguió acompañando a Condori en su etapa de gobernador interino. Este funcionario trabajó desde diciembre de 2010 en la Gobernación y renuncia en mayo de 2015. Sin embargo, un mes después, ingresó a trabajar a la empresa que se adjudicó a construcción de la escuela.

Por eso la Gobernación pide al Ministerio Público la imputación formal por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y uso indebido de influencias no solo contra Pereira y Condori, sino también contra la actual alcaldesa Gladys Alarcón, quien en el 2008 fungía como técnica de Asesoría Legal del Municipio.

En contraparte, Alarcón dijo a El País que no teme al proceso iniciado por la Gobernación, ya que una auditoría realizada por la Contraloría la exime de responsabilidad.

Sin embargo, el director de Gestión Procesal, Iván Vaca, recalcó que el cuestionamiento a Alarcón es porque no realizó las denuncias sobre los daños en la obra, pese a que ocupa el cargo de primera autoridad en Yunchará.