Todo lo bueno de nadar

José Arciénaga  Preparador físico

El gran tirón de los balnearios, spas y centros de natación se han convertido en instalaciones perfectas para la rehabilitación, la recuperación y la prevención de lesiones, lo que nos sirve para introducir que el agua es el medio más indicado para corregir desequilibrios, fortalecer las articulaciones, mejorar la elasticidad de los músculos y conseguir un desarrollo homogéneo de nuestro cuerpo.
En alguna ocasión ya hemos subrayado que la natación es una disciplina apenas sin impacto, por lo que el número de lesiones es más reducido con respecto a otros deportes. Pese a ello, hemos hecho hincapié en las lesiones deportivas más comunes que puede padecer un nadador, derivadas de su propia técnica y estilo de natación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo enumerar y destacar los beneficios concretos de la práctica de una completa actividad física como es la natación es tan extenso que no alcanzaría esta página entera, ya que este si es un deporte completo, por lo que desde luego que podemos aprovechar la época de verano para zambullirse en el agua, y potenciar nuestra forma física.