Tiroteo masivo deja 10 heridos en Pensilvania

Diez personas resultaron heridas ayer en un tiroteo en la ciudad de Allentown, en el estado norteamericano de Pensilvania, donde la policía local busca a varios sospechosos del crimen.

El fiscal de distrito del condado de Lehigh, James Martin, y el jefe de policía de Allentown, Tony Alsleben, informaron en un comunicado conjunto que probablemente tres individuos abrieron fuego la madrugada de ayer afuera del club nocturno Déjà Vu.

De acuerdo con la declaración, hay indicios de que al menos una persona era el blanco principal del ataque, aunque el texto no especificó si finalmente estuvo entre las víctimas del tiroteo.

La televisora CNN citó al capitán de la policía de Allentown, Bill Lake, quien dijo que no había más detalles disponibles de inmediato sobre quiénes dispararon, y aseguró que se espera que las 10 personas impactadas por disparos sobrevivan.

El propietario del club nocturno ante el cual tuvieron lugar los hechos declaró a la cadena que el tiroteo se produjo desde un vehículo Cadillac Escalade blanco sin matrícula cuando se estaba cerrando el establecimiento, casi a las 02:00 hora local.

Martin y Alsleben señalaron en su comunicado que los testigos y algunas víctimas de disparos no han cooperado con la investigación policial.

Ambas figuras manifestaron que, si bien no está confirmado, a partir de la información hasta ahora disponible consideran que el crimen tiene conexión con la violencia de pandillas.

Las noticias sobre tiroteos masivos son frecuentes en Estados Unidos, donde se estima que la población de 327 millones de habitantes posee un 46 por ciento de los cerca de 857 millones de armas de fuego existentes en el orbe en manos de civiles.

Según el Archivo de la Violencia Armada, un grupo sin fines de lucro que posee una base de datos sobre los hechos relacionados con esos artefactos en el país, desde el inicio del año hubo 176 tiroteos masivos en el territorio norteamericano, incluido el de este jueves.