Tema del día

Según la Evaluación Ecorregional del Gran Chaco Americano, actualizada al 2018, desde 2005 la región perdió 9,7 millones hectáreas de bosque, espacios que se transformaron en zonas deforestadas con fines comerciales y que afectaron la biodiversidad, la calidad del agua, además del incremento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).