Tema del día

Con sobriedad y contundencia, aunque sin excesos, el ministro de Hidrocarburos Luis Alberto Sánchez respondió a su homólogo argentino Javier Iguacel. Sánchez, que el jueves calculó su silencio, compareció en conferencia de prensa al medio día desde Santa Cruz para dejar establecidos tres aspectos: que Iguacel miente, que los contratos hay que cumplirlos y que Argentina debe una buena cantidad de facturas por la venta de gas.