Tarija: Familia de implicado en el incendio pide perdón y ofrece reforestar como sanción

Cordillera de Sam, después de sofocado el incendio. Foto: Gentilieza

El jornalero de casi 60 años de edad Mario López Gareca fue enviado a la cárcel por provocar el incendio en el sector de La Victoria en Tarija, sin embargo, su familia acongojada pidió perdón a todo el país y manifestó que junto a su comunidad están dispuestos a trabajar en reforestación como sanción.

“Hemos pedido perdón a la población de Tarija, hemos pedido perdón a nivel nacional. Pido que por favor le den el perdón a mi padre, no queremos que esté ahí en ese penal”, dijo Reyna Ortega, que es hijastra del detenido, pero lo considera como padre.

Según su familiar, Mario López es agricultor, pero no puede sostenerse todo el año con esa actividad porque no tiene riego. Debe recurrir a labores eventuales que incluyen pintar paredes y regar plantas.

En uno de esos trabajos en otra propiedad, Mario quemó hierbas y basura, pero cometió el error de no haber echado agua después de apagar el fuego, según su hija. El incendio se propagó y hasta tuvo que llegar el Supertanker para ayudar a apagarlo.

El hombre, que vive con su pareja de 67 años, fue imputado por los delitos de Incendio, Daño Calificado y Destrucción o Deterioro de Bienes del Estado y Riqueza Nacional, por lo cual fue enviado a la cárcel de Morros Blancos.

Su hija lamentó que se lo trate como un criminal, cuando es una persona humilde que no tiene ni dinero para pagar su defensa.

Dijo que la comunidad le expresó su apoyo y ofreció que, como sanción por el incendio, se puede trabajar en poner plantas y reforestar.

La propiedad donde el jornalero hizo la quema sería del viceministro de Educación Superior, Eduardo Cortez, quien deslindó responsabilidades y aseveró que López sólo es vecino al cual le pide que le riegue sus plantas.

Tomado de Erbol