Sujeto fue a carnavalear y su hija de 12 acabó violada

Foto referencial

Durante los festejos por Carnaval en Tarija ocurrieron varios delitos y hechos, uno de esos fue el ocurrido el domingo en el municipio de Uriondo, donde una menor de 12 años acabó siendo violada por un desconocido, mientras su padre estaba carnavaleando.

De acuerdo a la denuncia presentada por el padre de la menor, el domingo pasado en la comunidad Fuerte la Compañía, él y su hija de 12 años habían asistido a los festejos de una comparsa carnavalera en la zona, y mientras él estaba celebrando, la menor se alejó de él para ir a la tienda a comprar algunas galletas.

Sin embargo, pasaban las horas y la menor no volvía de la tienda, por lo que el padre se percató que aquello y cuando empezó a buscarla por diferentes lugares de la comunidad vio que la niña corría hacia él. Ella estaba asustada y con la vestimenta y el cabello con tierra.

Al tenerla junto a él, el denunciante le preguntó a su hija qué había pasado y por qué venía toda ensuciada y asustada, a lo que ella solamente se puso a llorar y no dijo nada.

Al día siguiente, el sujeto decidió llevar a su hija hasta el Hospital Regional San Juan de Dios de la ciudad de Tarija, donde la doctora que atendió a la menor le contó al denunciante que logró hablar con la niña y ella le contó que había sido violada.

Según el relato de la menor a la ginecóloga, el domingo cuando estaba en la comparsa, unos muchachos la habían mojado y tras esto un hombre desconocido la habría llevado a la fuerza hasta un lote baldío en donde el sindicado comenzó a abusar sexualmente de ella.

La menor intentó defenderse y gritaba pidiendo auxilio, esperando que alguien escuche sus gritos y acuda a salvarla, pero eso nunca pasó puesto que nadie la escuchaba porque todos participaban del festejo.

Tras escuchar semejante relato, el sujeto decidió apersonarse a la Policía y sentó la denuncia respectiva. El caso se encuentra en proceso de investigación y fue puesto a conocimiento del Ministerio Público.

La violación a niño, niña o adolescente es cuando una persona tiene acceso carnal con otra persona de uno u otro sexo menor de catorce años, penetración anal o vaginal o introdujera objetos con fines libidinosos. El autor de este delito será sancionado con privación de libertad de quince (15) a veinte (20) años, sin derecho a indulto, así no haya uso de la fuerza o intimidación y se alegue consentimiento.