Sube a 96 cifra de muertos por explosión de ducto

La cifra de muertos por una explosión en un ducto de la petrolera estatal mexicana Pemex en el centro del país aumentó a 96, mientras que otras 48 personas heridas permanecen hospitalizadas, informó ayer martes el gobierno del estado Hidalgo. El estallido se produjo el viernes mientras una multitud recolectaba gasolina que salía a chorros de una fuga en el ducto Tula-Tuxpan, a pocos kilómetros de una importante refinería.

En tanto, la fiscalía de México dijo que en los próximos días llamará a declarar a funcionarios encargados de atender la enorme explosión del ducto. El Presidente de México Andrés Manuel López Obrador ha dicho que seguirá con el plan para doblarle el brazo a los ladrones de combustible, que asegura operaban desde el seno de Pemex.

Antecedentes
Una toma clandestina en un ducto de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) explotó el pasado viernes (18 de enero del 2019) en el central estado de Hidalgo. El accidente ocurrió al finalizar la tarde de ese día en el municipio de Tlahuelilpan cuando decenas de personas se llevaban en cubetas y bidones, el combustible que se estancó en las tierras de cultivo.

Al estallar, el combustible creó una especie de barrera de fuego donde se encontraba la mayor cantidad de personas. Éstas corrían con el fuego aún en sus cuerpos. El accidente ocurrió en un momento en la que varios estados mexicanos continúan con problemas de desabastecimiento de combustibles dos semanas después del inicio de la crisis debido al persistente sabotaje de ductos de Petróleos Mexicanos, que impide un restablecimiento total del suministro y que llevó al Ejecutivo a reforzar la seguridad en la zona.