Soldado del Regimiento Padilla muere con extraño cuadro clínico

Soldados del Regimiento Padilla despiden al camarada fallecido

Un soldado del Regimiento de Infantería XX Padilla, el dragoniante Weimar Calisaya Mendoza, de 19 años de edad, perdió ayer la vida por una causa aún desconocida. Es decir, un extraño cuadro clínico que los médicos aún no pueden explicar.

Fernando Calisaya, el padre del soldado fallecido, confirmó que su hijo murió la madrugada de ayer y dijo a los medios de comunicación que nadie le explicó las causas de su deceso. Mucho menos él se podía explicar cómo pudo suceder aquello, pues el jueves pasado estuvo con el soldado y lo notó sano. Incluso el domingo, el joven salió de franco para visitar a su madre y se reincorporó sin novedad al cuartel.

En el Regimiento, el comandante de la institución, teniente coronel Rubén Darío Rueda Pardo y la médico operativo de la unidad, doctora Limbania Nieves, manifestaron también que aún no se explican cómo pudo fallecer el soldado e incluso contaron que uno de los médicos que atendió al dragoniante, dijo que se trataba de un caso nunca antes visto, por la magnitud y agresividad de la patología que presentaba.

Consultado el comandante del Regimiento sobre cómo fue que el soldado llegó al hospital, Rueda descartó que el conscripto haya recibido algún golpe o maltrato por parte de los oficiales o camaradas de cuartel.

Explicó que el lunes al mediodía, todos los soldados estaban en formación en el patio de honor pues se les estaba dotando de medias, cuando en ese ínterin se lo identificó con malestares y se lo llevó a sanidad operativa para su respectiva valoración. Afirmó que antes de esto, el soldado nunca había mostrado o expresado algún síntoma de dolor o malestar.

La encargada de sanidad operativa, la doctora Limbania Nieves, informó que una vez que ingresó el soldado, se actuó para estabilizarlo, pues fue encontrado deshidratado y además, él dijo que se le habían presentado algunos vómitos días antes.

Tras esto, Weimar fue derivado al seguro militar, es decir Cossmil, donde le hicieron varios análisis de laboratorio, pero como el paciente se quejaba de un fuerte dolor abdominal se decidió acudir a un centro de mayor complejidad y lo derivarnon a la Clínica Yapur.

En la clínica Yapur, según Nieves, se le hicieron nuevamente todos los exámenes necesarios y uno de los primeros diagnósticos es que el paciente presentaba una insuficiencia respiratoria, que probablemente podía ser de una bronconeumonía. Al verlo tan grave, lo internaron en la sala de terapia intensiva donde fue visto por un cirujano, un urólogo, el terapista e internista y no llegaron a un diagnóstico definitivo.

Luis Yapur, médico de la clínica, explicó a la prensa que el paciente no respiraba bien y tenía un dolor marcado en el abdomen por lo que tras los estudios, decidieron ingresar a operarlo, cirugía donde se encontró un líquido inflamatorio en la cavidad abdominal, de 3 a 4 litros aproximadamente, pero además, se encontró también un edema de toda la pared del intestino delgado y grueso.

“Y lo que nos llamó la atención fue un hígado bastante duro petrio y cianótico, o sea azul. También encontramos un vaso que fácilmente puede romperse con un golpe o algo, pero este paciente estaba totalmente petrio, o sea era como una piedra, y de un color sumamente oscuro”, añadió.

La médico del Regimiento explicó que en realidad los médicos de la clínica le indicaron que todos los órganos que se encuentran en la cavidad abdominal del soldado estaban afectados, no con una infección, sino con una inflamación a nivel.

Según Nieves, la explicación que se dio a la familia en la clínica es que el malestar de Weimar habría sido causado probablemente por un virus y que algunos diagnósticos son: fracaso multiorgánico severo de origen viral infeccioso, como un dengue hemorrpagico, una peritonitis hemorrágica izquémica parcial de hígado y vaso.

De ser por algo viral, Nieves dijo que esto se puede explicar como algo que contrajo en el aire o por medio de una picazón de un mosquito o algo similar, pero que no precisamente pasó en el cuartel, sino que pudo haber ocurrido en cualquier otra parte. De todas maneras adelantó que como prevención, ya se contactaron con epidemiología del Sedes para realizar algún fumigado al interior del cuartel.


 


¡Hola! En el diario El País apostamos por la innovación para darte un mejor servicio, por esto creamos nuestra Suscripción Digital con la que podrás disfrutar de acceso ilimitado y descuentos.

Podrás acceder desde cualquier dispositivo a nuestra Edición PDF y a nuestro Archivo Histórico Digital, en el que estarán disponibles nuestras ediciones desde 1991.

Cada mañana recibirás nuestro newsletter, El Despertador, con un resumen de las todas las noticias locales, nacionales e internacionales que necesitas saber para empezar el día.

También obtendrás descuentos en todos los "Lugares Favoritos" de El País, pudiendo ahorrar en diferentes servicios y productos que incrementará tu presupuesto mensual.

Todo esto por sólo Bs.1,70 al día. Haz clic aquí y suscríbete.