Sociedad civil de Tarija se articula en apoyo a la resistencia de la actividad petrolera en Tariquía

Diversidad de organizaciones, colectivos, grupos, instituciones y representantes políticos formaron la plataforma Unidos por Tariquía que busca apoyar a las comunidades que viven en la reserva que se ve amenazada por la exploración y explotación hidrocarburifera.

Aproximadamente 50 organizaciones, grupos, colectivos ciudadanos y de activistas e instituciones de Tarija forman parte de la plataforma “Unidos por Tariquía” la cual articula el apoyo desde la Sociedad Civil a los comunarios de la Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquía, que se ha visto amenazada por contratos petroleros para la exploración y explotación hidrocarburifera.

“Hemos recordado el aniversario de un año de nuestra primera marcha. Nadie nos escuchaba, nadie nos prestaba sus oídos, nos sentíamos solos hablando a puertas cerradas. Entonces, hemos logrado conseguir el apoyo allá en Tarija, se han organizado algunas instituciones y grupos. Ahora estamos trabajando en conjunto, coordinando nuestras actividades y seguimos llevando adelante el proceso de lucha”, explica la dirigente de la Subcentral de Tariquía, Paula Gareca.

Al igual que Gareca, las mujeres de Tariquía viven un proceso de resistencia desde hace más de un año después del anuncio del Estado boliviano para la exploración del área protegida.

Según los diferentes pronunciamientos y actas firmadas por la Subcentral Campesina de Tariquía, hasta el momento no se ha presentado, por parte de las autoridades ninguna ficha ambiental sobre los proyectos de San Telmo y Astillero, tampoco se ha realizado la consulta previa, lo cual vulnera la Constitución Política del Estado y los derechos humanos de sus pobladores.

“Seguimos en estado de emergencia, en alerta roja, organizados todos por un solo objetivo, aunque también divididos porque vienen a dividirnos. Ahora recibimos el apoyo de Tarija, para coordinar actividades con la plataforma, pero esto va más allá, fuera de partidos políticos y colores políticos”, aclara Gareca.

De esta manera Gareca, junto a otros comunarios dirigentes dice que la Plataforma Unidos Por Tariquía consulta a las bases de la Subcentral Campesina antes de cualquier actividad, y ellos trabajan sujetos al Estatuto Orgánico.

“Lo que estamos defendiendo no es solo para nosotros que vivimos aquí también es para el departamento de Tarija y toda Bolivia, esta reserva es lo que purifica el aire desde aquí hasta diferentes departamentos por eso mejor que ellos -esas instituciones- hayan hecho conciencia”, señala Gareca.

Desde la organización Mujeres en Acción, parte de la plataforma Unidos Por Tariquía, Lourdes Aguilar comenta que vieron con preocupación la grave situación que viven las y los comunarios de la reserva, razón por la cual la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Departamental de Tarija hizo la convocatoria para cooperar y articular el apoyo en la capital del departamento.

“Fue una buena manera de cooperar con los comunarios que no lograban aglutinar a diferentes organizaciones para que los respalde”, señala Aguilar, que destaca la diversidad de participantes de la misma.

La Comisión de Derechos Humanos de Tarija es la instancia indicada y tiene como una de sus competencias de trabajo preservar los Derechos Humanos de todos los pueblos, del medio ambiente y de los comunarios indígenas y campesinos.

Según explica la concejala María Lourdes Vaca, parte de la Comisión de DDHH, la plataforma ha trazado una estrategia de apoyo a las comunidades a partir un soporte de tres comisiones: legal, técnico-administrativa y de movilización, establecida en un acta de coordinación interinstitucional en defensa de la Reserva Natural.

“Cualquier decisión que sea tomada en cualquier comisión tiene la anuencia de los comunarios, se les hace las consulta, se visita la reserva cuando así lo requiera y se les hace una retroalimentación del trabajo que se está realizando. Ellos son los que definen si avanzamos o no”, aclara Vaca.

Por otra parte, para Yolanda Herrera, parte del colectivo de Derechos Humanos de Tarija es fundamental que se haya abierto un espacio de debate en temas fundamentales para la Sociedad Civil en Bolivia.

“Es muy necesario hablar sobre lo que estaba y está pasando en Tariquía. La comunidad ha hecho una marcha para implicar a la gente, es un reclamo legítimo que se está poniendo en evidencia, que ellos rechazan el ingreso de las petroleras. No fueron debidamente consultados, ni informados en sus instancias orgánicas de lo que pasaba. Por eso la importancia de implicar a otros en estas demandas”, indica Herrera.

Herrera lleva más de 10 años de trabajo en DDHH, ha sido presidenta de la Asamblea Permanente de DDHH de Bolivia (APDHB) y dijo que los múltiples grupos y colectivos de la Sociedad Civil implicados en la plataforma Unidos Por Tariquía solo tienen un interés común, que es la defensa de los Derechos y los territorios.

“La plataforma es diversa, participan varios sectores de la Sociedad Civil representantes de diferentes grupos de activistas y también algunos actores políticos. Pero desde nuestro análisis, esta es una alianza estratégica en función de objetivos específicos, es decir, no tenemos más en común que el que solo haya respeto a los Derechos Humanos, a los derechos de la para tener vida de calidad y digna”, apuntó Herrera.

Actividades de la Plataforma Unidos Por Tariquía

Una de las primeras actividades de la plataforma, a través de la comisión legal ha sido presentar una Acción de Inconstitucional Abstracta el pasado 5 de julio.

“Para intervenir un área protegida tiene que existir un procedimiento previo; es decir, una licencia ambiental que cuantifique el daño que se va a causar en la reserva. El Gobierno no la realizado. Más bien han empezado un proceso inverso, han firmado contratos antes de realizar lo que deberían haber concretado primero: la licencia ambiental que determina el daño e impacto que se genera”, explica Vaca.

Con estos resultados dijo que recién se hace la consulta previa, con información amplia y minuciosa para saber si los pobladores están de acuerdo o no.

De acuerdo a la Comisión de DDHH de Tarija, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) ha mostrado señales de no ser un espacio imparcial, por esta razón la Plataforma agotará la vía interna para recurrir a espacios de derecho internacional.

“Lo que se busca es hacer prevalecer los derechos fundamentales que tienen los comunarios y también los derechos del departamento de Tarija. Estamos hablando de desarrollo sostenible que involucra también a otros países de la región”, explico Vaca.

Además del apoyo legal para pedir informes técnicos y administrativos de los proyectos hidrocarburiferos en la región, la plataforma también tiene una comisión de movilización y otra técnico-administrativa.

La diversidad de organizaciones y colectivos en Tarija demuestra la voluntad de los actores de la sociedad civil para abrir espacios de construcción que buscan experiencias para afirmarse y apropiarse de capacidades e instrumentos que generen nuevas ideas, conocimientos y maneras de organizarse.

De esta manera buscan llegar a quienes deben escuchar, desafiar los obstáculos y promover fines sociales, causas y exigencias de cumplimiento de los DDHH en la escena pública.