Síndrome de desgaste profesional (parte 1)

¿Trabajaste bien hoy? ¿Trabajas más estructuralmente durante más número de horas de las requeridas por tu contrato y todavía sientes que sigues retrasado en sus obligaciones? ¿Tienes un control insuficiente sobre tu trabajo? ¿Crees que esto es normal y crees que trabajar y superar tus límites es el deporte más importante?

También hay personas para quienes todas las tareas y responsabilidades se tornan excesivas. Al cruzar los limites por mucho tiempo, las reservas de energía se agotarán. La gente se sobrecarga. Si no descansamos lo suficiente para restaurar nuestra reserva, eventualmente nos agotaremos por completo.

Estaremos exhaustos, emocionalmente, olvidaremos citas importantes, reaccionaremos enojados sin un origen, ya no podremos concentrarnos. Después, se generará a partir de estos efectos las quejas físicas. Habrá perdida de productividad y dormiremos mucho, estaremos inquietos y nos quedaremos despiertos por la noche.

La periodista alemana Susanne Kailitz escribió un artículo el 2013 en la revista Focus Magazine sobre el síndrome de desgaste profesional (SDP).

En su artículo se mencionan muchas causas relacionadas con el trabajo: a) los controladores y los líderes de equipo quieren trabajar de manera más eficiente y productiva; b) todas las actividades se describen en procesos y se indica con precisión el cómo se debe realizar las tareas y cuánto tiempo se necesita; c) la digitalización implica mucha burocracia, debe informarse asiduamente lo que ha hecho en sistemas complejos; d) no se aprecia lo suficiente el compromiso y desempeño de los empleados; e) muchas personas tienen contratos de trabajo temporales y tienen que demostrarse continuamente para la extensión del contrato; f) en nuestro tiempo libre estamos demasiado ocupados con multimedia y correos electrónicos del trabajo; g) el ritmo de trabajo aumenta constantemente; h) los empleados tienen cada vez más responsabilidades sin los poderes necesarios; i) Los empleados sufren depresiones largas por la presión en el trabajo, paros laborales y la sensación de tener que hacer continuamente varias cosas al mismo tiempo (multitarea).

El científico del comportamiento holandés Ben Tiggelaar escribió en su libro “Trabajo Lindo” el 2016 que hay 4 razones principales, que por gran parte coinciden con las conclusiones de Kailitz. Estos factores son el resultado por el cual estamos experimentando más y más presión y malestar laboral: a) nuestra seguridad laboral continúa disminuyendo; b) la presión de rendimiento ha aumentado; c) La tecnología permite trabajar en cualquier momento y en cualquier lugar, y finalmente muchas personas derivan su identidad de sus trabajos y logros.

Investigaciones recientes en los Países Bajos muestran que 1 de cada 6 empleados activos tiene quejas relacionadas con el agotamiento o SDP. Esto no incluye la cantidad de personas que ya están en casa con SDP. ¡Un gran problema individual, social y económico!

* Lic. Finanzas y Control.