Sin resultados, Asamblea gasta Bs 3 millones en dietas cada año

Las declaratorias en comisión, que contemplan viajes de los asambleístas a los distintos municipios del departamento, representan un gasto de unos tres millones de bolivianos del presupuesto de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), por lo que surgen propuestas para que las autoridades presenten informes de sus fiscalizaciones y se obtengan resultados concretos.

En el departamento de Tarija, los asambleístas son autoridades que tienen uno de los salarios más altos en cuanto a entidades públicas, de 14 mil bolivianos, motivo por el cual existe una percepción general de la población que en varias oportunidades se ha pronunciado respecto a la calidad del trabajo legislativo y de fiscalización que hacen a favor de sus regiones.

El tema ha surgido nuevamente tras las declaraciones del asambleísta de Unidad Departamental Autonomista (UD-A), Mauricio Lea Plaza, quien ha revelado que un 10 por ciento del presupuesto total de la entidad legislativa es destinado a la partida de viáticos por viajes.

Este presupuesto, según explicó, también enmarca los servicios personales de asambleístas y técnicos, empero Lea Plaza observa que hay un excesivo gasto por las declaratorias en comisión que se han vuelto una práctica y reveló que “por cualquier motivo” se utiliza este medio para poder “gozar de pasajes”.

La secretaria de la directiva de la ALDT y asambleísta del Movimiento Al Socialismo (MAS), Sara Armella, manifestó que se va a tratar esta situación con miras a abrir el reglamento de la entidad para que todos los asambleístas que se declaren en comisión informen sobre los resultados de sus viajes y se realice una aprobación del trabajo, un tema que está pendiente para mejorar la institucionalidad.

Armella manifestó que para evitar mayores susceptibilidades se va a trabajar en un reglamento internamente con miras a que las autoridades no hagan el uso de esta atribución “por cualquier cosa”, y se tengan fiscalizaciones más efectivas que cuyos resultados sean aprobados por el pleno.

Por su parte, el asambleísta de UD-A, César Mentasti, explicó que la Comisión de Ética conocerá el tema y se va a abrir el reglamento de la institución, siendo previsible que se determine medidas, como emitir una sanción a los colegas que utilizan las declaratorias en comisión “como pretexto para no sesionar”.

“Legislar y fiscalizar es una obligación por la cual fuimos elegidos. Los asambleístas supuestamente cuando viajan lo hacen con un fin y un objetivo, cobran viáticos y tendrán que informar los resultados de sus viajes para que esto se someta a una posterior aprobación. Vemos con buenos ojos fortalecer el reglamento para mejorar la institución”, expresó la autoridad.

Plantean que se haga auditoría de los viajes

El asambleísta César Mentasti plantea hacer una auditoria a todas las declaratorias de comisión, por lo que se realizará una petición de informe a la directiva de la Asamblea que se encarga de recibir y aprobar el presupuesto para viajes. “Es necesario hacer una auditoria para saber quiénes son los que más viajan, los que no asisten, ya que cada vez se incrementan las declaratorias y queremos tratar de optimizar el trabajo.

La Asamblea Departamental aprobó la escala salarial vigente en el mes de julio. Vale recordar que el gobernador Adrián Oliva en su propuesta de una nueva escala salarial, planteó la reducción del salario que percibía como primera autoridad del departamento, además de los secretarios y directores de la Gobernación, iniciativa que finalmente no prosperó.

Lea Plaza recordó que identificaron “grandes deficiencias y observaciones”, por lo que decidieron enviar al Ministerio de Hacienda la antigua escala en lugar de corregir la nueva. El Gobernador pretendía rebajar su sueldo de 13.900 a 12.000 bolivianos; sin embargo, la Asamblea observó la propuesta presentada por la Gobernación por no tener un “equilibrio” en los sueldos.