Sin diálogo por obras, campesinos cumplen el séptimo día de huelga en Tarija

La Fsucct convocó a autoridades nacionales y dio un plazo de 24 horas para resolver las demandas de Cercado, caso contrario radicalizarán las medidas de presión

Campesinos de Cercado en el séptimo día de huelga de hambre/Captura de pantalla

El sector campesino de Cercado cumplió el séptimo día de huelga de hambre y no estableció diálogo con autoridades de la Gobernación y el Gobierno municipal para instaurar un acuerdo sobre el cumplimiento de 57 proyectos de agua, electricidad, gas y carreteras.

La huelga inició el pasado martes 1 de octubre. El piquete se reunió en la plaza Luis de Fuentes y Vargas, y solicitó un espacio en la casa cívica para pasar las noches en vigilia. En el transcurso de los días se sumaron integrantes de las distintas comunidades de Cercado y hasta el séptimo día se registraron siete bajas médicas por el estado de debilidad de los huelguistas.

Bajas Doce personas continúan en la huelga de hambre y hubo siete bajas médicas en la primera semana. Seis mujeres y un hombre tuvieron que retirarse de la huelga para preservar su salud.

En este tiempo se convocó a dos reuniones con las autoridades de ambas instituciones, una con la presencia de la Defensoría del Pueblo y otra con la presencia de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, pero no fueron acertadas y no hubo avances en presentar soluciones.

El ejecutivo de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (Fsucct), Osvaldo Fernández, explicó que la institución se encuentra comprometida con las demandas del sector de Cercado, respalda las protestas y acciones para presionar a las autoridades departamentales y municipales a cumplir “las promesas que realizaron cuando estaban en campaña”.

Por su parte, el segundo ejecutivo de la Fsucct, Miguel Ángel Gallardo, indicó que el Comité Ejecutivo de los campesinos estableció una reunión a primera hora del 7 de octubre para determinar una resolución, en la que se conmina a las autoridades municipales y departamentales a atender las demandas a la brevedad posible.

Se exige a la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT) realizar las gestiones correspondientes con estas instituciones. Ante las bajas médicas, se responsabilizó al alcalde, Rodrigo Paz; al subgobernador de Cercado, Johnny Torres; al gobernador, Adrián Oliva; al presidente de la ALDT, Guillermo Vega, al Concejo Municipal de Cercado, a la Defensoría del Pueblo y a la Asamblea Permanente de Derechos Humanos.

“Estos proyectos tienen que ver con la inversión y con contrapartes, en caso de proyectos concurrentes, que no han sido atendidos a la fecha. Creo que se ha hecho caso omiso a la convocatoria del Defensor del Pueblo como a la convocatoria que hizo la Asamblea Permanente de Derechos Humanos. Vemos que no hay la voluntad de las autoridades tanto municipales, la Subgobernación y el Gobierno Departamental. La situación se torna más complicada cuando pasan seis días de huelga de hambre”, justificó.

El sector campesino otorgó un plazo de 24 horas para que se solucionen las demandas, caso contrario anunciaron radicalizar las medidas de presión. Por otro lado, convocó la presencia de autoridades nacionales y a los ministerios que correspondan.

El secretario de Gobernabilidad de la Gobernación, Richard Flores, mantuvo su postura sobre los supuestos fines de esta protesta. Según el funcionario, el sector campesino está utilizando de manera política esta huelga de hambre y la Gobernación tiene la disposición para reunirse con las comunidades, pero son los dirigentes quienes no tienen la voluntad.