“Si hay redistribución de recursos debe ser por necesidad y no por población”

    Un analista económico señala que si existe la misma, se la debe hacer de acuerdo a las necesidades de las regiones y no por la cantidad de la población.
    El analista económico Luis Fernando García señaló que la redistribución de recursos es un factor político, aplicando el totalitarismo, las poblaciones con mayor población son las beneficiadas y las con menor cantidad de gente son perjudicadas.
    García indica que la redistribución de recursos por población provoca el aumento de pobreza en las regiones con menor población, “mientras que las con mayor población se enriquecen”. “Según un informe de Naciones Unidas, Bolivia es el único país que tiene las relaciones de riquezas y pobrezas, tan disparejas”, indicó.
    El experto en economía calificó esto como un proceso de botín político, “pactando para tratar de dejar a un sector del país totalmente rezagado”.
    El diputado Roy Moroni (Convergencia Nacional) señaló que las regiones con menor población en el país son las que serán más afectadas, y sugirió que después del censo exista el consenso y que no se permita que se afecte a Tarija.
    De la misma manera, el diputado Luís Alfaro (MAS) dijo temer que exista la redistribución de recursos por población, refiriéndose a la renta petrolera, ya que varias regiones ya lo vienen pidiendo.
    Los recursos que percibe el departamento se encuentran en riesgo porque Tarija no tendrá argumentos para defender los mismos, ya que durante este tiempo no se ha invertido de buena manera los recursos, no existen proyectos de gran magnitud que se hayan ejecutado.

    REDISTRIBUCIÓN INTERNA
    El analista económico sugiere que se utilice los sistemas de compensación, y que se debe conocer en qué regiones se necesita mayor cantidad de dinero, para designar un mayor monto de recursos, sin embargo, indicó que no se sabe a ciencia cierta las cifras de Tarija.
    Para la obtención de votos, adelantó que se tratará de entregar mayores recursos a las ciudades con mayor población, que son las que menos necesitan, esto para obtener la mayor cantidad de votos posibles y a las que más necesitan les reducirán los recursos. “Se debería tener una óptica de una política económica y no de un pacto”, mencionó.
    Agregó que “hay un problema gravísimo, tenemos una distribución por cantidad de habitantes, en teoría todos somos iguales ante la ley, pero en la realidad no es así, se tiene que focalizar las necesidades”. “En caso de la redistribución por población, los recursos se concentrarían en el eje central, lugares en donde se concentra el crecimiento económico y ellos tienen recursos que nosotros no tenemos, recursos subterráneos”, señaló.

    LÍMITES
    Otro problema que se presenta es el de los límites, ya que no están definidos, lo que hace que en zonas donde existe población no se sepa a qué región pertenecen, lo que pasa con Tarija y Chuquisaca y sale la pregunta de dónde queda el paralelo 22, está definida pero por una cartografía que no sirve, es un problema de carácter social, ya que en esa cartografía existe población y no están bien definidos los límites.

    ESCAÑOS
    Sobre los escaños, manifestó se debería establecer un mínimo de escaños para las regiones pequeñas, mediante una ley, para que ese mínimo sirva con una compensación. “Si solo se les da a los departamentos con mayor población, se comienza a condenar de a poco a los departamentos con menor población, reduciéndoles los recursos y la representatividad, mediante el número de diputados y terminan decidiendo por todo el país las regiones que tienen mayor cantidad de representatividad, que son los que tienen mayor población, dejándoles sin chance de progresar a las regiones pequeñas, es por eso que la gente prefiere irse a las regiones grandes porque existe mejores condiciones económicas”, dijo.