Seragro y Fautapo impulsan Cultivo de palta en Yacuiba

Desde la gestión 2018, el Servicio Regional Agropecuario (Seragro) con el apoyo de Fautapo, vienen desarrollando un trabajo sistemático que les permitió investigar, adaptar y validar diferentes variedades de la palta para la producción intensiva de este fruto en las comunidades aledañas a la serranía del Aguaragüe en el municipio de Yacuiba.

El director del Seragro, Reynaldo Cruz, informó que luego de estos estudios exploratorios en la zona, fue necesario concretar la visita al Instituto Nacional Tecnológico Agropecuario (Inta) en Yuto-Argentina, experiencia que fue vital para adquirir conocimientos, intercambiar experiencias y apropiarse de las técnicas del cultivo.

Explico que ya se identificaron las potenciales comunidades que podían participar en este proyecto, entre ellas Sanandita Pueblo, Villa Primavera, Busuy e Itavicua; es así que tres personas de cada zona visitarán la zona productoras del fruto del territorio argentino, para aprender en el lugar y en la práctica las características y propiedades de estos cultivos, además del manipuleo de la fruta.

Cruz destacó el apoyo de Fautapo por ser el principal aliado de Seragro y parte fundamental en el proyecto con asistencia técnica y el 50 por ciento de gastos operativos, viajes y estipendios de los beneficiarios de las comunidades. Pero también porque esta entidad hizo los contactos necesarios para acceder a un taller a cargo de un especialista profesional en frutas subtropicales.

“La primera visita logró un efecto multiplicador para las comunidades, porque quienes participaron en estas experiencias llegaron a replicar las técnicas y los conocimientos en la zona donde viven. Sin embargo, como es un trabajo de muchos años, la iniciativa tuvo que ser programada para avanzar en forma paulatina en la implementación de las parcelas con asistencia técnica de Fautapo y el Seragro”, explicó Cruz.

El Director del Seragro, explicó que luego de algunos estudios, iniciaron el trabajo de germinación para pie de injerto en la Estación Experimental El Algarrobal, que permitió el crecimiento y cuidado, hasta trasladar estas especies a los terrenos de producción en las comunidades que participan del proyecto.