Sentencian a 2 hombres por violar a sus hijas

Foto referencial

El Tribunal de Sentencia de la ciudad de Bermejo determinó sentenciar a dos hombres con 30 y 15 años de cárcel por el delito de violación, ya que los sentenciados agredieron sexualmente, en diferentes circunstancias, a sus hijas de 11 y 15 años en los años 2015 y 2018.

El primer caso se suscitó en 2015, en el barrio Porvenir, cuando un hombre al percatarse que su esposa no estaba en su vivienda, se dirigió a la habitación de su hija de 11 años, la golpeó salvajemente hasta dejarla inconsciente y tras esto la agredió sexualmente. Posteriormente, la Policía de Bermejo realizó las investigaciones y el agresor fue aprehendido y enviado con detención preventiva a la cárcel pública de dicho municipio. Producto de la agresión sexual la víctima dio a luz un bebé.

Tras cuatro años dio inicio el proceso penal para el imputado, el cual concluyó el pasado viernes y el Tribunal de Sentencia al realizar la valoración, determinó dar 25 años de cárcel para el agresor, más 5 años por la agravante, ya que producto de la agresión la víctima se embarazó.

El segundo caso también se suscitó en la ciudad fronteriza, pero en el año 2018, donde otro hombre aprovechó que su hija se quedaba sola junto con él, por lo que la agredió sexualmente. En este caso el agresor fue aprehendido tras cometer el delito y fue enviado con detención preventiva al penal de Morros Blancos, durante el proceso el imputado solicitó que se iba a someter a un proceso abreviado. Y tras un año, los jueces del tribunal realizaron el análisis al caso y determinaron dar 15 años de cárcel para el imputado por el delito de violación.
En ambos casos el tribunal de sentencia determinó que los padres sentenciados cumplan su condena en el penal de Morros Blancos.

Datos
El delito de violación tiene una pena privativa de libertad de 20 a 25 años de cárcel en Bolivia. De acuerdo al informe departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FECLV), en el 70% de los casos registrados en el departamento de Tarija los agresores son del entorno familiar. Mientras que el 30% por ciento restante, son personas que no tienen nada en común.