El MAS, esta vez, no es invencible en el Senado. Así lo reflejan los datos de la consultora internacional CiesMori realizada para los medios El Deber, Unitel, Correo del Sur y El Potosí. Pero para ello hace falta que los votos de Comunidad Ciudadana y Bolivia Dice No se unan, una condición que por el momento parece lejana.

Los datos de la encuesta nacional indican que, por separado, el MAS volvería a ganar el Senado con 20 curules, mientras que Comunidad Ciudadana de Carlos Mesa sumaría 14 y Bolivia Dice No de Óscar Ortíz sumaría dos en Santa Cruz. El resto de partidos en concurrencia no sumarían curules en el Senado, cuyo reparto proporcional depende del voto entregado al candidato al Presidente. Los 20 senadores darían al MAS una mayoría absoluta, pero no los dos tercios necesarios para asuntos importantes como los juicios de responsabilidades o modificaciones parciales de las normas fundamentales.

Sin embargo, en un ejercicio aritmético al margen de la política, se evidencia que sólo la suma de votantes que apostaron por Comunidad Ciudadana y Bolivia Dice No podría arrebatar esa mayoría absoluta que los sondeos dan al MAS, e invertirla. El MAS sumaría entonces 17 curules y la suma de Comunidad Ciudadana y Bolivia Dice No sumaría 19. No pasaría lo mismo con otro tipo de alianzas con otros partidos, ni siquiera con la unión de todos los partidos restantes (MNR, UCS, MTS, Pan Bol, FPV, PDC) sobre uno de los dos partidos si entre ambos no hay acuerdo.

La media luna invertida

La unidad de los dos partidos con más intención de voto generaría modificaciones, fundamentalmente, en los departamentos de la otrora “Media Luna”, Tarija, Beni, Pando y Santa Cruz, y no así en los otros, que han sido los nichos de voto duro del oficialismo desde su primera victoria en 2005.

La suma de votantes de Comunidad Ciudadana (26% de intención de voto a nivel nacional) y Bolivia Dice No (con 9%), dejaría invariable el reparto en La Paz, Oruro y Potosí, donde el MAS suma dos senadores y Comunidad Ciudadana otros dos.

Tampoco provocaría cambios en Cochabamba, bastión del oficialismo, donde el MAS suma holgadamente tres senadores; ni en Chuquisaca, donde ya la agrupación de Carlos Mesa lograba tres senadores frente a uno del MAS.

En Santa Cruz, el MAS seguiría sumando un solo senador, frente a los tres que sumaban los dos de Bolivia Dice No y Comunidad Ciudadana, pero esta vez con un margen mucho mayor para no perder el tercero.

En Beni, donde la división entre los de Carlos Mesa y los de Óscar Ortíz está dando tres senadores al Movimiento Al Socialismo, el reparto volvería a igualarse, con dos senadores para cada uno.

En Tarija, donde según los datos de Mori, el MAS suma dos senadores y Comunidad Ciudadana otros dos, dejando más de 30.000 votos de Bolivia Dice No sin utilidad, la suma de estos al partido de Carlos Mesa daría tres senadores para la oposición y solo uno para el Movimiento Al Socialismo.

Denuncias

En Pando se han registrado al menos dos denuncias por empadronamientos irregulares

 

Por último, Pando, que resulta clave por la poca cantidad de población, actualmente está dando los cuatro senadores al MAS con un estrecho margen. Con 49% de la intención del voto, el MAS está sumando los cuatro curules frente al 12% que suma Mesa y el 3% que suma Ortíz. La suma de esos porcentajes permitiría sumar más de 10.000 votos y un curul, restando al Movimiento Al Socialismo que llega a los 33.700 votos.

 

Mori da ventaja al MAS sobre CC

La encuesta publicada en pasado domingo en Unitel, El Deber, El Potosí y Correo del Sur dio una ventaja de 11 puntos del Movimiento Al Socialismo frente a Comunidad Ciudadana: 37% a 26%. Alejado en tercer puesto aparece Bolivia Dice No, que en Tarija es apoyada por UNIR de Óscar Montes, con un 9%, mientras que en tercer lugar se coloca Víctor Hugo Cárdenas, que salvaría la sigla apenas con un 3%. El resto, incluyendo el MNR de Virginio Lema, la perdería.