Según el INE, Tarija fue la ciudad con más inflación en septiembre

El Instituto Nacional de Estadística muestra que la variación mensual negativa en Bolivia llegó a 0,08 por ciento, mientras que en Tarija fue de 0,73 por ciento, en Trinidad alcanzó 0,37 y en Santa Cruz 0,25 por ciento.

Alimentos en el Mercado Campesino mantienen sus precios

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en septiembre Tarija registró la mayor inflación del país, seguido de Trinidad-Beni y de Santa Cruz. Los datos fueron establecidos a través del Índice del Precio al Consumidor (IPC).

Esta institución muestra que la variación mensual negativa en Bolivia llegó a 0,08 por ciento, mientras que en Tarija fue de 0,73 por ciento, en Trinidad alcanzó 0,37 y en Santa Cruz 0,25 por ciento.

Los economistas definen que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda: una pérdida del valor real del medio interno de intercambio y unidad de medida de una economía. Una medida frecuente de la inflación es el índice de precios.

En el análisis que hace el INE se evidencia que en la urbe tarijeña los productos que mostraron mayor incidencia negativa en el período de un mes son: la arveja verde, cebolla, haba verde, zanahoria, tomate y el plátano (guineo y banano). Por otro lado, los productos y servicios que presentaron mayor incidencia positiva en el índice general fueron: el limón, el pimentón/morrón, el zapallo, la carne de pollo, el locoto y la consulta médica general.

En el ámbito nacional, la tasa negativa de 0,08 por ciento es atribuido por el INE, principalmente, al decremento de los precios de las divisiones alimentos y bebidas no alcohólicas con variación porcentual negativa de 0,29; prendas de vestir y calzados con 0,16; muebles, bienes y servicios domésticos 0,13; vivienda y servicios básicos 0,07; transporte 0,07 por ciento y comunicaciones 0,04 por ciento.

Los efectos negativos de la inflación incluyen la disminución del valor real de la moneda a través del tiempo, el desaliento del ahorro y de la inversión debido a la incertidumbre sobre el valor futuro del dinero y la escasez de bienes.

Situación actual del Mercado

El inspector del Centro Regional de Abasto y Mercadeo Agro-pecuario Tarija (CRAMA), Alberth Gareca, indicó que al 18 de octubre hubo algunas variaciones en los precios de productos de la canasta familiar, por ejemplo: el tomate subió de 80 a 120 bolivianos la caja (entre 14 y 20 bolivianos la cuartilla), el zapallo verde aumentó de 140 hasta 180 (la cuartilla a 14 bolivianos).

La zanahoria bajó de precio de 200 a 120 bolivianos la bolsa de 9 arrobas (5 y 7 bolivianos la cuartilla).Contrario a ello, entre los productos que bajaron de precio está la arveja verde proveniente de la localidad de Sivingal-O ́Connor, el costo varía desde 140 a 180 el quintal (entre 10 y 12 bolivianos la cuartilla); el haba verde también bajó de precio porque cuesta entre 40 a 50 bolivianos el quintal (la cuartilla está a 4 y 5 bolivianos). Gareca señaló que también ya ingresó al mercado choclo bermejeño a 8 y 10 bolivianos la docena, pero también hubo una invasión de duraznos provenientes del mismo municipio, el precio oscila entre 80 y 100 bolivianos la caja.

La sandía cuesta entre diez y 30 bolivianos la unidad, las 100 unidades de limón criollo sale 80 bolivianos. Días claves El funcionario explicó que los precios en ese centro de abasto sufren cambios de acuerdo a la oferta y demanda. Los días que suben los precios es principalmente los martes y viernes, cuando hay mucha afluencia de viajeros.