Se negó a pagar a “cuidacoche” y fue degollado

Un joven de 21 años fue asesinado ayer domingo de una puñalada en el cuello en la capital tucumana, y por el crimen fue detenido un “trapito”, informaron voceros del Ministerio Público Fiscal (MPF).

La víctima, identificada como Santiago Ismael Palavecino, quien vivía en el barrio San Martín de la capital provincial, regresaba a su casa junto a su familia cuando el auto en el que se desplazaban sufrió un desperfecto que los obligó a descender.

Según las declaraciones de testigos presenciales, un grupo de personas, presuntamente “cuidacoches” que se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en la esquina de San Martín y Saavedra, comenzaron a insultarlos y se produjo un enfrentamiento a golpes.

El joven conductor se habría negado a pagarle y esto produjo un violento entredicho que originó una pelea a la que se sumaron tres o cuatro ‘trapitos’ más. La víctima recibió una herida de arma blanca a la altura del cuello, que le causó la muerte casi en el acto, mientras que el agresor escapó del lugar corriendo.

Las fuentes del MPF comunicaron que los pesquisas realizaron diferentes medidas para dar con el autor del hecho y que en la escena fue secuestrado un cuchillo que será peritado para determinar si se trató del arma homicida.