Se cortó el pene en medio de borrachera

¿Qué es lo peor que has hecho en estado de ebriedad? ¿Orinar en el camellón? ¿Hablarle a tu ex? Sea la vergüenza que hayas cometido, estamos seguros que no fue tan extremo como lo que hizo este hombre.

Resulta que un británico de 33 años cometió la locura de rebanarse el pene y guardarlo en su casa como si de un trofeo se tratase, así nomás.

Tiempo después, la policía de Zaragoza, España, lo encontraron corriendo por las calles con un chorro de sangre pidiendo ayuda, y lo trasladaron inmediatamente al Hospital Miguel Servet, tras confesar que fue él mismo quien se destazó.

Una vez hospitalizado y con la hemorragia controlada, los médicos tuvieron que ir a su casa a buscar el miembro, para ver si lograban implantarlo.

No obstante, debido a cómo sucedieron los hechos, las autoridades abrieron una carpeta de investigación para dar con la verdad, aunque el diagnóstico preliminar indica que el hombre padece problemas psiquiátricos.