Se alargó el pene y murió en la cirugía

Un magnate belgra de origen israelí era dueño de todo el dinero al que se podía aspirar. Pero pese a tanta abundancia, tenía una carencia: su pene era chico. Por eso, decidió someterse a un cirugía de estiramiento que terminó mal, ya que sufrió un paro cardíaco y murió en el quirófano. A los 65 años, Ehud Arye Laniado, a quien llamaban “El Argentino” por cómo bailaba tango, se sometió a una operación para alargar su miembro.

Lo hizo en París, en una clínica ubicada en la céntrica avenida Champs-Élysées. Cuando los profesionales comenzaron el procedimiento, algo falló y el magnate sufrió un paro cardíaco luego de que “le inyectaran una sustancia en su pene” y no pudo ser reanimado.

“Después de vivir una vida excepcional, Ehud será llevado de regreso a Israel como su lugar de descanso final”, detalló un comunicado de su empresa, Omega Diamonds. Su fortuna nunca fue revelada, aunque en 2015 vendió el diamante más caro del mundo, el Blue Moon, a un empresario japonés por 48,4 millones de dólares.