Saucedo, Ovejero y Sanguinetti no trabajaron por precaución

Always Ready tiene que revertir el 0-2 que sufrió en Bogotá para avanzar a la segunda fase

Los jugadores Fernando Saucedo, Marcos Ovejero y Javier Sanguinetti quedaron al margen de la sesión de entrenamiento de la jornada en el estadio Hernando Siles, como precaución para que puedan sumarse a la formación titular de Always Ready el jueves en el encuentro decisivo contra Millonarios (Colombia) por la Copa Sudamericana.

Los tres futbolistas salieron golpeados el sábado del cotejo frente a San José (1-2), el caso más preocupante fue Sanguinetti, quien fue sustituido a los cinco minutos de iniciado el complemento y dio paso al ingreso del brasileño Rafael Silva.

El cuerpo médico ordenó este descanso para los tres jugadores. El martes volverán a ser evaluados para saber si pueden sumarse al trabajo grupal, pero su presencia está asegurada para el duelo internacional, salvo que aparezca una complicación en las dolencias musculares.

El elenco paceño hizo una labor liviana en el estadio de la zona de Miraflores, escenario que utilizará para jugar contra el cuadro colombiano el jueves, desde las 18:15 frente a la imposibilidad de ser local en el estadio Municipal de Villa Ingenio, en El Alto, donde juega sus partidos del torneo de la División Profesional.

Always Ready tiene que revertir el 0-2 que sufrió en Bogotá para avanzar a la segunda fase de la Sudamericana, otro resultado que esté por debajo de esa línea dejará fuera al equipo del entrenador Eduardo Villegas.

«No podemos quedarnos a pensar en lo que pasó anteriormente, por el contrario tenemos un desafío importante el jueves. Será un partido más que complicado y contamos con las armas suficientes para voltear la llave», declaró Nelson Cabrera.

La franja roja iba dominando el campeonato local, pero la buena racha fue cortada el sábado con la derrota que sufrió frente al último del certamen. Este tropiezo llegó en vísperas del juego por la Sudamericana, que provocó la reacción del público alteño, apuntando a Villegas como el principal responsable.

«No tenemos que confiarnos ni relajarnos, entrar con la tensión justa y golpear en el momento ideal. Tenemos que tener un equilibrio bastante bueno en todas las líneas. El partido dura 90 minutos, uno querrá hacer el gol de entrada, pero no podemos descuidarnos», indicó Cabrera, quien será titular en la zaga defensiva.