Reconocen suba en precio de soya

Imagen referencial/Bolivia Rural

En días pasados, los productores de carne de pollo desarrollaron una singular protesta regalando pollos vivos a la población en algunas plazas principales del país. De ese modo mostraban su rechazo al incremento del precio de la soya. En Tarija el incremento es especialmente sensible y perjudica una producción que estaba creciendo.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, reconoció este viernes que el costo de la soya y sus derivados sufrió un incremento debido a su baja producción, pero también explicó que estos productos solo representan el 36 por ciento del alimento de los pollos por lo que la subida del precio no debería afectar a los avicultores.

“A fines del año pasado la tonelada de soya costaba entre $us 310 a 320 en Bolivia, en otros países como estados Unidos costaba $us 340 a 350, nosotros teníamos una producción mayor. Como ha bajado, la soya ahora está de $us 377 dolares a casi 380 en Bolivia cuando en Chicago ahora está en $us 320”, explicó la autoridad.

En días pasados, los productores de carne de pollo desarrollaron una singular protesta regalando pollos vivos a la población en algunas plazas principales del país. Con esta medida denunciaron que el precio de la soya y sus derivados había incrementado y que ello, junto a los bajos costos de la carne de pollo, afectaba significativamente a su sector.