Razones para comer más sopa

Un plato que cada vez es más popular entre los deportistas

Camilo Andrade  Nutricionista

Las sopas tienen una base líquida de agua para hacer un caldo a partir de todo tipo de ingredientes, desde un caldo vegetariano con todo tipo de verduras, hortalizas, legumbres, algas, etc., a sopas más ‘sustanciosas’ con caldos de pescado, de marisco, de espinas y cabezas de pescado, de carnes rojas y fibrosas como el morcillo, de los huesos de caña o del jamón, de aves como el pollo o la gallina más correosa, de huevos, etc.

A tomar en cuenta
Todo está permitido, para hacer una sopa nutritiva. Si además le añades legumbres y cereales integrales en vez de los típicos fideos de pasta, conseguirás un plato muy completo desde el punto de vista nutricional, que te aporta agua, carbohidratos, fibra, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fitonutrientes, con mucho, mucho sabor, lo que se agradece a la hora de reponer energía antes o después de entrenar, especialmente si el objetivo es perder grasas y adelgazar, pues variando los ingredientes, tienes un plato completo y saciante diferente cada día.
Desde el punto de vista nutricional, la sopa es un plato muy completo, y tiene la ventaja de que puede ser una comida completa, no tiene porqué ser el primer plato. Puede ser un plato muy completo y calórico para los momentos en que necesitamos entrar en calor, hidratarnos y llenar los depósitos de energía, como ocurre cuando estamos en la montaña y cocinamos sopas en un hornillo, con cereales o legumbres y un poco de jamón, por ejemplo.
Todo está permitido, para hacer una sopa nutritiva

El pase de diapositivas requiere JavaScript.