¿Quién pagará por Boyuy X2?, la duda que aún no se aclara

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) tiene cuatro meses para auditar los costos recuperables a favor de la empresa Repsol como titular de operaciones de la perforación del pozo Boyuy X-2, donde se aseguraba que había un “mar de gas”, pero resultó con reservas no comerciales. El Ministerio de Hidrocarburos esperará la declaratoria de comercialidad.

“Lo que corresponde al operador del campo es que Repsol presente reportes sobre los costos recuperables, YPFB hace una revisión y de acuerdo al contrato revisa y aprueba (…). Hay un plazo de cuatro meses para auditar, hace un pago provisional hasta auditar el costo. La inversión que realizó está en torno a los 130 millones de dólares, no sale el cheque sin revisión y debe ser a nombre del titular”, señaló Raúl Velásquez, experto en hidrocarburos de la Fundación Jubileo.

El analista explicó que en cumplimiento del anexo D de los contratos de operación firmados el 2006 a raíz del decreto 28701, se establece que en las áreas de contrato donde hay campos que están siendo explotados -como es el caso Boyuy X2- cualquier actividad exploratoria que se realice dentro, el Estado reconoce los costos de exploración y pueden ser considerados como recuperables y van a cargo de la producción del campo.

“En este caso, Boyuy se ha perforado dentro de Caipipendi donde están produciendo Margarita y Huacaya , entonces el costo de producción a pesar de ser resultado seco, va ser presentado por el operador para ser un costo recuperable dentro de la producción de Margarita – Huacaya”, apuntó.

Velásquez dijo que lo de Boyuy se da en un contexto muy complicado porque la producción a nivel nacional ha disminuido significativamente, desde el 2015 que alcanzó picos de 62 millones de metros cúbicos diarios (Mmmcd) de gas natural hasta llegar a 44 MMmcd en promedio en lo que va del año.

Declaratoria de comercialidad

Entre tanto, el Ministro de Hidrocarburos, que sostiene que Boyuy X2 es un “éxito exploratorio”, dijo que está a la espera de la “Declaratoria de Comercialidad” del campo hidrocarburífero.

“Cuando llegue la Declaratoria de Comercialidad de Boyuy, recién YPFB activará el tema de los costos recuperables, ya que la aprobación de los mismos involucra toda una normativa, procedimientos y condiciones que se deben cumplir”, dijo.

Indicó que los volúmenes encontrados deben tener un mercado, debe existir infraestructura en torno al pozo y su producción; es decir, ductos y una planta de procesamiento, además de un contrato de exportación.

Según Sánchez, los costos recuperables no son recursos económicos que se llevan las empresas, como son Repsol, Shell Bolivia y APE.

“Se trata de la amortización a los gastos que ha hecho la empresa en activos. Todos los pozos e infraestructuras en las que han invertido las empresas petroleras en proyectos en el país, pertenecen a los bolivianos. Los pozos se amortizan en cinco años, los ductos en diez años y las plantas en ocho años, a partir de este tiempo son de propiedad entera de los bolivianos”, sostuvo.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos comunicó que Boyuy X-2 se convirtió en un pozo “descubridor” y que su perforación habilita la exploración de dos megaestructuras gasíferas ubicadas en el bloque Caipipendi y el área de Iñiguazu.


¡Hola! En el diario El País apostamos por la innovación para darte un mejor servicio, por esto creamos nuestra Suscripción Digital con la que podrás disfrutar de acceso ilimitado y descuentos.

Podrás acceder desde cualquier dispositivo a nuestra Edición PDF y a nuestro Archivo Histórico Digital, en el que estarán disponibles nuestras ediciones desde 1991.

Cada mañana recibirás nuestro newsletter, El Despertador, con un resumen de las todas las noticias locales, nacionales e internacionales que necesitas saber para empezar el día.

También obtendrás descuentos en todos los "Lugares Favoritos" de El País, pudiendo ahorrar en diferentes servicios y productos que incrementará tu presupuesto mensual.

Todo esto por sólo Bs.1,70 al día. Haz clic aquí y suscríbete.