Quedó aprehendido el expiloto de Evo y jefe de la DGAC Celier Arispe

Arispe fue enviado a celdas judiciales, mañana serían sus cautelares. Foto/tomada de internet

El excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) general (r) Celier Arispe quedó aprendido este lunes tras presentarse a declarar ante la Fiscalía Anticorrupción de La Paz, por presuntos delitos de uso indebido de influencias y enriquecimiento ilícito cuando ocupaba el cargo de ejecutivo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Su abogado defensor Raúl Salas informó que  la fiscal determinó la aprehensión en celdas judiciales y será remitido a medidas cautelares probablemente este martes para que el juez del control jurisdiccional disponga la situación jurídica en base a la imputación formal.

“Esta denuncia es política y, por tanto, es una persecución política porque el denunciante es un exdiputado que no ha aportado ningún documento probatorio y la verdad que esta decisión del Ministerio Público responde a una presión que se vio entre idas y venidas durante la mañana”, manifestó.

Aseguró que no hay elementos fácticos que determinen que el general Arispe haya podido cometer algún ilícito en esta denuncia que “es completamente falaz, negligente, infundada y temeraria”.

El exjefe militar fue retenido el pasado fin de semana a su arribo al aeropuerto de Cochabamba, debido a que en la base de datos del Servicio de Migración, había una alerta sobre el movimiento del general Arispe quien admitió haber sido piloto de Morales y de otros anteriores presidentes de la república.

La denuncia fue reactivada por el abogado Omar Durán a partir de algunos documentos que darían pistas en sentido que Arispe, cuando era director de la DGAC, habría favorecido con contratos estatales a algunas empresas vinculadas a sus familiares.

El denunciado rechazó las acusaciones y atribuyó la celeridad de su citación a una persecución política en su condición de expiloto de Morales, ahora refugiado en la república Argentina.

Tomado de Erbol