Pueblo es invadido por “espíritus malignos”

Los “pajaritos” están volados en un poblado de Colombia, donde un grupo de pibes fue poseído tras invocar “ espíritus malignos”, lo que obligó a las autoridades a decretar el toque de queda.

 

Aunque el alcalde intentó bajarle el tono a la cuestión, los habitantes están aterrados. Intentos de suicidio, convulsiones y otras alteraciones en el comportamiento sufrieron unos 15 jóvenes, de entre 12 y 17 años, en Pajarito, localidad de 1.700 habitantes en el departamento de Boyacá.

Según se indicó, estas anomalías comenzaron luego de que invocaran por WhatsApp a “ espíritus malignos”, ya que jugaron al viralizado Momo, convocando a esa imagen de mujer esquelética, con ojos saltones y sonrisa diabólica, y a la güija, un tablero de madera que tiene el alfabeto y números con el que se podría establecer contacto con espíritus. El resultado de estas experiencias estuvo a punto de ser catastrófico.

 

“Unos niños dijeron que se iban a suicidar, hablaban incoherencias, decían que ‘ya les había llegado la hora’, se iban a tirar de un puente”, contó el alcalde Inocencio Pérez, quien decretó el toque de queda en el distrito.