Protesta y polémica por fallo a favor de Keiko

Tras una masiva marcha de protesta contra la libertad de la dirigente neoliberal Keiko Fujimori, persiste una polémica jurídica en torno a la pertinencia de la medida del Tribunal Constitucional (TC) .

En esta capital la movilización del lunes fue masiva y en gran medida espontánea, ya que fue convocada muy pocas horas antes de su realización por colectivos ciudadanos, principalmente juveniles, y partidos progresistas, y hubo marchas similares en ciudades del interior como Cusco y Huaraz.

Tras conocer la convocatoria, la Policía tomó el control del centro histórico de la ciudad -donde está el local del TC¬, pero fue rebasada por lo masivo de la marcha de rechazo al ajustado fallo (cuatro a favor y tres en contra).

La decisión, según el presidente de la corte, Ernesto Blume, tuvo en cuenta los derechos de la detenida y consideró que el principal argumento de la Fiscalía, de que el riesgo de que Fujimori obstruya el proceso de investigación cesó con la disolución del parlamento, el 30 de abril último.

Aludió así al hecho que la bancada del partido Fuerza Popular (FP) coordinaba con Fujimori y ejecutaba acciones a favor de la dirigente presa desde el 30 de septiembre último y contra los fiscales que la investigan por lavado de activos.

Obvió, sin embargo, acciones como las presiones para el silencio de participantes en el ocultamiento de la procedencia de millones de dólares para las campañas electorales de Fujimori en 2006 y 20011, para convertir esos recursos en muchos aportes de pequeñas cantidades.

Mientras, el magistrado Eloy Espinoza, uno de los tres miembros del TC que votaron contra la libertad de Fujimori, dijo en una entrevista televisiva que su voto se debe a que consideró que ella ‘continúa siendo un peligro de obstrucción’.