Propuestas de educación: más, de lo mismo

Las candidaturas a las elecciones generales del 20 de octubre próximo, ya dieron a conocer sus propuestas respecto a educación y todos plantean prácticamente nada de nuevo. Una vez más, parece que cuanto proponen, es sólo para salir del paso y cumplir con el requisito y nada más.

 

En general se propone inclusión, restructuración, innovación y formación para el empleo, pensando en una educación sólo para empleados y no para emprendedores. Parecería que todo está tan normal en educación, que lo único que hace falta, es, como se daban en algunas clases tradicionales, instruir: lean, lean, lean.

 

Ninguna propuesta enfoca los problemas y necesidades más urgentes de la educación como: la falta de infraestructura pedagógica, cuando en su mayoría, las aulas escolares son inapropiadas para desarrollar una nueva pedagogía que hoy aplican en varios países que se ubican entre los mejores del mundo, en cuanto a rendimiento y nivel educativo, que contenga la consiguiente cantidad de 22 a 25 alumnos por clase. No se considera una sentida necesidad, el pago de un salario digno al maestro que debe ofrecer como contraparte la consiguiente capacidad al más alto nivel, dejando de “valer más un gramo de lealtad que un kilogramo de capacidad”. No se hace mención a la dotación de ítems que cubra plenamente la población escolar, para que los padres de familia no tengan que seguir pagando por su cuenta los maestros que les hace falta. No se considera la necesidad de superar la metodología tradicional: libresca, memorista, repetitiva y poco inventiva, para evitar tener simplemente papagayos cultos. No se diversifican metodologías, técnicas, tecnologías, formas y medios de aprendizaje que les permita a los estudiantes aprender descubriendo, creando, haciendo y utilizando la totalidad de sus esferas como ser humano y sus diversas inteligencias. No se considera insuficiente el horario escolar de 4 o 4,30 horas de trabajo de lunes a viernes, ni que en los edificios escolares funcionan 2 y hasta 3 colegios en diferentes turnos, lo que limita el trabajo y consiguiente rendimiento – calidad de educación.

En la Ley No 070, Ley General de Educación “Avelino Siñani – Elizardo Pérez” Art. 17 numeral 4, define como objetivo: Desarrollar políticas, planes, programas y proyectos educativos de atención a personas con talentos extraordinarios. El mismo es refrendado en el Art. 25 romano I, segundo párrafo: Entiéndase a efectos de la presente Ley a personas con talento extraordinario, a estudiantes con excelente aprovechamiento y toda niña, niño y adolescente con talento natural destacado, de acuerdo al párrafo III del Artículo 82 de la Constitución Política del Estado Plurinacional”. El Art. 26, inciso c) define como un área de la Educción Especial, la Educación para Personas con Talento Extraordinario y en el Art. 27, romano II, segunda parte del tercer párrafo dispone que: “En el caso de los estudiantes de excelente aprovechamiento, podrán acceder a becas, y toda niña, niño y adolescente con talento natural destacado, tendrá derecho a recibir una educación que le permita desarrollar sus aptitudes y destrezas. Nótese que, respecto a Educación Especial para niños con talentos extraordinarios, tampoco se dice una palabra. ¿No les parece mucha ley y, para nada?

Tampoco se avizora que en otras latitudes del mundo se viene implementando y con buen éxito el paradigma educativo: “Escuelas al revés”, para hacer en la casa de la familia lo que hoy se hace en el aula de clases, con la presencia del profesor y hacer en el aula de clases, lo que hoy se hace en cada hogar o casa de familia; es decir: en casa, cada alumno desarrolla los contenidos de aprendizaje, realizan los ejercicios de aprendizaje y de aplicación y, en el aula, el profesor ayuda a los alumnos, revisa el trabajo realizado por los educandos y ayuda a resolver los ejercicios que no les fue posible resolver por sÍ solos. El docente pasa a ser un real facilitador y guía del aprendizaje, amalgamando su acción con basta tecnología diversificada y digital, inclusive.

Considero que la educación debe ser el centro en el que se enfoque la administración de la nación, por ser en la actualidad, el desarrollo humano, el eje de desarrollo integral. El 22 de mayo 2015 en Incheon – Corea, se emite la declaración universal, con 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS); en esta declaración universal el objetivo Nº 4 dice:” Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos” y resalta que este objetivo será clave para el cumplimiento de los 17 ODS, porque la educación es la base para mejorar la vida.

Lo que tenemos con las propuestas, respecto a educación confirma lo que siempre dije y digo respecto a: ¿qué tan importante, realmente consideran, atender a ¨el primer derecho del hombre, después del derecho a la vida¨ (la educación), en el seno de nuestra Bolivia, los llamados políticos?, y resulta que, como que se quisiera mantener nuestro estatus educativo, para seguir aprovechando los votos que se busca elección tras elección y, nada más.