Profesor ponía “plasticola” en la cola a niños de 3 años

Armada de valor, pero con la voz quebrada, así relató una mujer el calvario al que fue sometido su hijo de apenas 3 años en el Jardín N° 925 (Alfonsina Storni), del partido de Lomas de Zamora. “A través de juegos me contó lo que ‘un niño grande’ le hizo.

Le tocaba la cola, le hacía doler y le ponía eso de ahí abajo en la boca, que le hacía tragar la plasticola. Le pegaba también”, comenzó relatando.

“Esta basura lo amenazaba que si decía algo se lo iba a volver a hacer. Que, si contaba a la familia, le iba a hacer volver a tragar la plasticola. Tiene miedo y no quiere volver al jardín. Dice que está solo, se empezó a hacer pis y caca encima. Quiere pegarnos, dice que no los queremos. Tiene miedo”, agregó la mujer en su testimonio.

En cuanto a cómo se enteró de las aberraciones a las que lo sometían, la madre detalló: “El viernes después de la cena se ponen a jugar con mi hijo de un año. Le dijo si quería jugar al juego que hacen en el jardín, y ahí le empecé a preguntar porque sabía que en ese mismo Jardín había otra denuncia de una nena que fue abusada con acceso carnal”.

Ahí, entre nervios y risas, empezó a contar que “este niño grande nos hace cosquillas en la cola, cuello y espalda. Es un niño grande como papá”. “Tengo la grabación donde relata que a él este hombre le tocaba la cola. Ahí se quiebra y me dice que le metió algo en la boca, y ahi le dice que hizo tomar la plasticola. Inmediatamente me fui a la comisaría para hacer la denuncia”, relató.

Además, detalló cómo eran los abusos: “Marcelo entra al baño y se desnuda y se pone atrás de nosotros. A los niños les toca la cola y a las niñas la puchula y la cola. A mi compañero le pone plasticola en la cola y en la boca que trae de su casa. A todas las niñas le dice si quieren ser su novia. Tiene un monstruo y nos tira espuma”, le precisó a su mamá.

Todavía el sujeto no fue detenido y eso es lo que exigen los padres que pintaron el frente del lugar y también pidieron hablar con las autoridades pertinentes. Para eso tomaron el Jardín porque no tenían respuestas.