Pozo séptico en zona de la Terminal permanece abierto hace 8 meses

El sector de Transporte y vecinos de la zona de la Terminal de buses de Tarija realizaron severos reclamos a las autoridades municipales y exigen que se cierre un pozo séptico que está al descubierto provocando olores nauseabundos y representa un foco de infección que afecta principalmente a los pasajeros que llegan o parten, y a las vendedoras de comida que se encuentran a metros de este lugar.

En predios del ingreso principal de la Terminal de buses una cámara séptica que recoge las aguas servidas de esta infraestructura, tiene un orificio por el desgaste del material de la tapa que sella el conducto. Desde hace varios meses atrás, los vecinos, las vendedoras, el sector de Transporte, los transeúntes y varios pasajeros se quejaron del constante mal olor, pero no recibieron respuesta de las autoridades.

“Nosotros hemos puesto una queja verbal a la Administración de la Terminal. Apesta el olor y hay mucha gente que llega a este lugar. Incluso alrededor venden comida, los choferes almorzamos ahí, los visitantes almuerzan ahí y la gente que se queda en los alojamientos que se han construido alrededor también. Es una zona bastante concurrida, alrededor de ocho o nueve meses que está así”, explicó el secretario de la Federación Departamental de Transporte, Fidel Vargas.

Por el momento no hay respuestas. En Tarija existen varios puntos que tienen las mismas dificultadas. El secretario de la Federación de Juntas Vecinales de Cercado (Fejuve), Edwin Arana, envió una propuesta a la Cooperativa de Servicios de Agua y Alcantarillado de Tarija (Cosaalt) para tomar medidas y empezar con obras de alcantarillado en zonas de emergencia con el objetivo de prever el colapso de los pozos sépticos.

Sin embargo, indicó que en este momento, deben generar los recursos necesarios para ejecutar proyectos sanitarios de manera rápida e impulsar la mega planta de tratamiento de aguas residuales.

“Un pozo séptico separa y procesa los residuos, desde los desechos que caen en el tanque, hasta los sólidos pesados que se asientan en el fondo, formando una capa de lodo”, explicó.

Por su parte, el director de la Terminal de buses, Javier Ochoa, explicó que su persona asumió este cargo hace tres meses atrás y hasta la fecha ningún representante del Transporte u otra persona de los distintos sectores que operan y trabajan cerca del recinto se presentaron en su oficina con una queja formal sobre esta problemática.

“No tengo ningún reclamo, ni ninguna nota en mi oficina desde hace ocho meses. Yo desconozco, no hay tal cosa. Hemos limpiado la cámara séptica hace menos de mes y medio, me extraña esta denuncia. Cada cuatro meses hacemos este tipo de limpieza con el personal de mantenimiento. No creo que haya algún descuido, pasamos todos los días por este sector y no es un lugar que esté oculto”, indicó.

El sector de Transporte indicó que además de este reclamo también tienen un conflicto de incumplimiento con el Gobierno Municipal de Cercado que, según las declaraciones de Vargas se había comprometido en construir un tinglado para que el Transporte Interprovincial pueda ocupar y no se encuentre a la intemperie.

En ese marco, este lunes en horas de la mañana se realizará una inspección guiada por los transportistas al sector de la Terminal para señalar ciertas deficiencias en cuanto a la infraestructura y mantenimiento de la infraestructura.

 

Transporte Interprovincial continúa sin ambientes

El sector de Transporte Interprovincial aún no tiene su propia Terminal y continúan operando desde la Terminal Departamental de buses sin una infraestructura. Según los usuarios, algunos de ellos operan desde sus oficinas en distintos puntos de la ciudad para comodidad de los pasajeros porque el presupuesto del pasaje hasta la Terminal, cuesta tanto como un pasaje interprovincial. Mientras tanto, la infraestructura de la antigua Terminal de buses, Agustín Morales Álvarez, continua en desuso.