¿Por qué los productos no pueden venir con todo lo necesario?

Septiembre está nuevamente aquí, lo que significa que se lanzará un nuevo iPhone. No iré a la descripción del teléfono sino directamente a las funciones de carga. Cuenta con una carga rápida que cargará el teléfono al 50% en 30 minutos, así como una función de carga inalámbrica. Parece genial, pero si está buscando su plataforma de carga inalámbrica con su nueva compra, no hay una. Si parece que su teléfono se está cargando más lento que el tiempo anterior, es porque su teléfono viene con un cargador de tan solo 5 watts y se necesita un cargador de 18 watts para una carga rápida. Ambos artículos están disponibles para su compra a un costo adicional. Pero, teniendo en cuenta qua ya pagó 700 $u$ por su teléfono se preguntará porqué no vino con estos adicionales en primer lugar. Después de todo, estas son dos características clave de las que se jactó en el lanzamiento del teléfono.

Lamentablemente, Apple no es la única compañía culpable de esto. A menudo, los productos como los reproductores de Blu Ray no vienen con el cable HDMI requerido para enchufarlo y no nos olvidemos de la infame etiqueta “Baterías no incluidas” que viene con la mayoría de los juguetes.

Las razones son obvias, le ahorra dinero al fabricante y permite un precio más barato. A menudo, no pensamos en compras adicionales. Para decidir qué comprar, es más probable que compre el producto más barato. Por ejemplo, el reproductor de Blu Ray de 50 $u$ y luego 15 $u$ por el cable HDMI y no opte por el reproductor de 60 $u$ que ya tiene el cable incluido.

¿Debería incluirse todo lo necesario para usar el dispositivo que acaba de comprar? Creo que sí. ¿Llegará el momento en que eso suceda? Tal vez, como algunos productos vienen incluidos con todo. La clave aquí es tener en cuenta lo que está comprando. No solo mire el precio, sino lo que obtiene con él. Sería una pena si gastara 65 dólares en dos compras separadas en lugar de 60 en una.

 

*Master en Administración de Empresas