Por mes Cosaalt detecta unas 12 conexiones clandestinas

Al mes se detectan 12 conexiones clandestinas de agua por las brigadas de la Cooperativa de Agua y Alcantarillado de Tarija (Cosaalt). Esta instancia les obliga a los dueños a entrar en un proceso de regularización, además que los infractores son pasibles a sanciones conforme a normativa.

El caso es que se dan nuevas construcciones por donde se tiene la red principal de agua, pero los dueños no solicitan a la Cooperativa hacer la instalación de ese servicio, por lo que optan por contratar un plomero o hasta los mismos propietarios realizan la excavación para conectarse el recurso hídrico.

Ante esa situación, el gerente comercial de Cosaalt, Benito Castillo, indicó que la cooperativa tiene una brigada para la recuperación en mora, además de otros que ven casos de incoherencia entre el uso y lo que marca los medidores. Cuando realizan ese trabajo, también encuentran conexiones clandestinas, que por semana suman tres y por mes unas 12 en promedio.

Cuando se encuentra ese tipo de situaciones, lo que procede a realizar la Cooperativa es obligar a regularizar esa situación. Además advirtió a la población, cuando se realiza una conexión sin autorización de Cosaalt, los dueños tienen que pagar elevadas multas conforme indican las normativas. Por lo cual, pidió no incurrir en ello.

Categorización
Según los datos de Cosaalt, la categorización para el pago de consumo de agua está divida en nueve: la doméstica (viviendas comunes), doméstica mínima (lotes baldíos), oficial (oficinas públicas), oficial especial (oficinas públicas grandes), comercial, industrial y grifos públicos.

La diferencia de pago está en el cargo fijo, que se refiere al monto de cobro estable, el cual está al margen de lo que se consume por metro cúbico. Por ejemplo, de la categoría doméstica es 30 bolivianos, mientras de la comercial es 120 y de la industrial 380 bolivianos.
Al margen de ello se tiene un rango de consumo que se debe pagar por cada metro cúbico al mes; los que gastan entre 0 a 10 pagan 1,36 bolivianos; de 11 a 40 deben cancelar 3 bolivianos; a los que sobrepasan los 40 se les cobra 5,48 bolivianos.

Para el presidente de la Federación de Juntas Vecinales de Tarija (Fedjuve), Edwin Rosas, en la actualidad hay problemas tarifarios, por lo que considera que debe haber una recategorización, así quienes gasten más paguen más y viceversa.

“Lamentablemente no se está cobrando de buena manera, pues hay denuncias de que algunas empresas que están pagando como cualquier otro domicilio-comentó el dirigente-. Hay que analizar de qué manera se va cobrar cada vez más lo justo”.

Castillo, por su parte, explicó que las tarifas se mantienen hace 20 años, además que está avalada por la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS). Sin embargo, dentro del plan de desarrollo quinquenal que debe realizar, está considerado un nuevo estudio tarifario que debe cubrir las inversiones menores que se proyectan, en este caso del 2019 al 2023.

“En función a las proyecciones e inversiones y desarrollo del servicio se determinará si corresponde hacer una nivelación o adecuación, de lo contrario mantener-señaló el funcionario. Se tiene un convenio con una empresa para avanzar en ello. Se están haciendo los estudios socioeconómicos, se levantan los datos con la ayuda de los estudiantes de la Universidad Privada Domingo Savio”.

Ante esa situación, Rosas dijo que nunca se opondrán a la inversión en servicios básicos. Sin embargo, manifestó que se debe tener cuidado con el tipo de servicio o proyectos que se quiere implementar, cosa que el mantenimiento no sea caro, lo cual después repercute en la suba de las tarifas.