Policía detenido por acribillar a un delincuente que le robó

Un oficial ayudante de la Policía de Neuquén quedó detenido con prisión domiciliaria por matar de dos balazos a un joven al que acusó de haberle robado su teléfono celular junto a un cómplice, en la ciudad de Cutral Có (Argentina).

Se trata de Jairo Antonio Valenzuela , a quien el fiscal de la causa, Gastón Liotard, le imputó el homicidio agravado de Jonatan Morales.

Según informó el Ministerio Público Fiscal neuquino, todo comenzó el viernes pasado, alrededor de las 19.30, a la altura de la ruta 10 y calle Lago Nonthue, de Cutral Có, en el centro este de la provincia patagónica, donde el efectivo, que estaba de civil y de licencia, caminaba solo.

De acuerdo con la acusación de la fiscalía, Valenzuela fue sorprendido por dos hombres que le robaron su teléfono celular, tras lo cual, escaparon hacia un vehículo que los esperaba.

Ante esa situación, el agente extrajo de una mochila que llevaba su pistola reglamentaria, dio la voz de alto y efectuó al menos siete disparos, dos de los cuales impactaron en la mandíbula y en el omóplato de Morales, quien murió horas después en el hospital de la ciudad.

Luego del hecho, los peritos secuestraron en la escena del crimen armas de fuego y vainas, y tomaron muestras de sangre.

Según el informe del MPF, el fiscal Liotard también ordenó diversas pruebas, entre ellas, la prueba de rodizonato de sodio, la cual permite hallar restos de pólvora en las manos de quienes efectúan disparos.

En tanto, el sábado se llevó a cabo la audiencia de formulación de cargo en la que el fiscal y el abogado defensor, Nahuel Urra, consensuaron como medida cautelar que el imputado quede detenido a en la casa de un familiar en la ciudad de Chos Malal, unos 250 kilómetros al norte de Cutral Có, por considerar que existe peligro de fuga.

Los voceros judiciales indicaron que el fiscal Liotard pidió que la medida cautelar se extienda por dos meses, aunque el juez Raúl Aufranc fijó un plazo de 45 días para la prisión domiciliaria y de cuatro meses para la investigación, al tiempo que avaló la formulación de cargos.

Por su parte, el Sindicato de Policías y Penitenciarios (Sinpope) de Neuquén repudió la detención del policía Valenzuela y encabezó el martes una macha “de apoyo y solicitando la libertad del camarada” al Monumento de san Martín en la capital provincial.

“Otra vez la justicia garantista perjudica a un camarada por el solo hecho de cumplir con los deberes de funcionario público”, afirmó el sindicato a través de su cuenta en la red social Facebook.