Policías cumplen sus funciones en condiciones precarias de equipamiento

    por lo que el comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Walter Villarpando, indicó que se está gestionando convenios para mejorar la situación de los efectivos.
    Periodistas del programa Encontraste recorrieron por la Estación Policial Integral (EPI) del barrio Senac, y unidades como la del Grupo Delta, Brigada de Protección a la Familia, Orden y Seguridad, quienes indicaron que la EPI de Senac es una de las estaciones más idóneas, pues cuentan con comedor, cocina, dormitorios, mobiliario y lavandería, mientras que en el caso de la unidad Delta, su infraestructura no cuenta con comodidades. “Se tiene un proyecto para la construcción de la unidad (Delta) acorde a las necesidades, por lo que se coordina con la Alcaldía, cada unidad debe tener su propia infraestructura”, afirmó.
    Uno de los efectivos Delta sostuvo que la institución les provee de chaleco antibalas, dos armas y gas, aunque lamentó que los cascos no son apropiados para su trabajo (son de plástico), y agregó que por sus propios medios tienen que abastecerse de indumentaria para el uniforme.
    En la Brigada de Protección a la Familia, donde policías mujeres se encargan de atender casos de violencia familiar, se cuenta con baño y un dormitorio en común. Una funcionaria expresó que deben acostumbrarse a cumplir con el servicio aunque no estén con comodidades, ya que son tres policías que trabajan por turnos, con la función de recibir denuncias.
    Otra función que cumplen es la de recuperar menores, empero, la policía lamentó que una sola vez al año les dan tela para uniforme y una chamarra. “Mis camaradas tienen su arma, pero es porque la adquirieron por sus medios, uno tiene que conseguir recursos para defenderse y al mismo tiempo para intervenir en cualquier caso, pues no se sabe con qué tipo de antisocial se va a enfrentar”, citó.
    Esta unidad cuenta además con un problema de inseguridad, ya que en la zona se puede observar a jóvenes, varones y mujeres, consumiendo bebidas alcohólicas. “Intervenimos cuando hay menores de edad tomando al aprovechar que la zona no tiene la iluminación en las calles, además se registra el consumo frecuentemente de drogas”, dijo.
    Para concluir, Villarpando manifestó que continúan luchando contra la delincuencia y atendiendo los casos que se registran. “El policía es una persona que se entrega a su labor, siendo la vocación la que emerge cuando las condiciones de su trabajo no son las óptimas”, afirmó.