“Plataformas ciudadanas apoyarán a Carlos Mesa”

El diputado del Movimiento al Socialismo (MAS), Edgar Montaño, aseveró ayer domingo que el accionar de las denominadas plataformas ciudadanas, opuestas al presidente indígena de izquierda Evo Morales, tendrá como principal objetivo, en los actos de conmemoración de los 193 años de independencia de Bolivia, que se verificarán la semana que viene en la ciudad de Potosí, proclamar como candidato presidencial a Carlos Mesa para las elecciones generales de 2019.

“Ellos van a proclamar candidato a Carlos Mesa, acuérdense lo que digo, están yendo a hacer política y no a rendir homenaje a nuestra patria, lamentablemente”, dijo en declaraciones a periodistas locales.

Montaño dijo que en los actos por las fiestas patrias del 6 de agosto en Potosí no habrá ninguna provocación ni agresión contra las manifestaciones de las plataformas ciudadanas y que incluso serán resguardadas por la Policía para evitar cualquier tipo de choque con afines al partido de Gobierno.

Por su parte la representante de una de las plataformas ciudadanas, Pamela Flores, aseguró que no irán a Potosí a provocar ni confrontar y que sólo se manifestarán por los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, cuando ganó el No en la consulta constitucional para que las autoridades del Ejecutivo puedan repostularse en los comicios nacionales de 2019.

“Estamos yendo a que se nos escuche nuestros derechos; queremos ir a decir a este régimen que tiene fecha de caducidad y que se tiene que ir el 2019 para que respeten las normas y sobre todo la Constitución”, recalcó Flores.

Antecedentes
Las plataformas ciudadanas constantemente se movilizan en diferentes departamentos instando a la población a que se pronuncie para hacer respetar los resultados del 21 de febrero del 2016, cuando tras un referéndum Bolivia le dijo “No” a la reelección del presidente del Estado Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera.

Este movimiento se ha hecho sentir en varios eventos departamentales y nacionales, razón por la cual los funcionarios y líderes del oficialismo descalifican sus acciones y aseguran que están dirigidos por los partidos políticos de la derecha.