Piden presencia de ministro Sosa y salida de Walter Mogro

    Las organizaciones determinaron también pedir el alejamiento del presidente cívico departamental, Walter Mogro, por desvirtuar la labor cívica y no asumir acciones concretas en defensa de la empresa de electricidad de los tarijeños. “Hemos pedido al gobernador que pueda convocar al ministro de Hidrocarburos y la AE para que se reúna en Tarija con las organizaciones e instituciones y que, en presencia de la prensa, se puedan aclarar punto por punto de todas las observaciones que supuestamente hacen que no se haya otorgado el título habilitante a Setar”, sostuvo el dirigente y miembro del gabinete social, Hugo León.
    Indicó que respaldan las acciones asumidas por la Gobernación, a través del secretario Ejecutivo, Roberto Ruiz, para frenar la intervención de Setar ya que consideran que no existen aspectos técnicos ni legales para una intervención administrativa. “Es necesario desnudar esta realidad con las autoridades correspondientes y pelear para que la intervención no se produzca, porque Setar es una institución tarijeña y estratégicamente tiene que estar en nuestras manos, para que nosotros decidamos qué vamos a hacer con el tema energético”, enfatizó.
    León agregó que como organizaciones determinaron declarar el estado de emergencia permanente aguardando una respuesta de las autoridades competentes a la acción presentada por la Gobernación.
    El dirigente añadió que, de no haber una respuesta positiva a las demandas, no descarta asumir acciones de presión, pero como organizaciones cívicas sociales, ya que consideran que la dirigencia cívica está atravesando por una crisis. “Hay una crisis del Comité Cívico, porque la dirigencia está desnaturalizando el propio estatuto y la propia esencia del comité, llegó al extremo de no invitar a las organizaciones a una reunión para abordar la problemática de Setar y prefirió invitar a una cumbre política que fue un fracaso total”, afirmó.
    Ante este panorama crítico, el dirigente sugirió que Mogro debe dar un paso al costado y convocar a un Congreso de la Tarijeñidad donde se elija a un nuevo directorio, que unifique al pueblo tarijeño.