Petroleros en Tarija objetan la ley regional de empleo

    Las empresas consultadas coinciden en que, tal como establecen los contratos de operación, se incorpora mano de obra local siempre y cuando no se trate de personal especializado, que es difícil de conseguir en el país y la dificultad se incrementa si la ley obliga a restringirse a Tarija.
    En todo caso, como señala la asesora legal de la Cámara de Hidrocarburos, Claudia Gutiérrez, es preciso aguardar la reglamentación a la Ley Nº 66 de Promoción del Empleo Departamental, en la que se conocerá específicamente a qué se refiere con “priorizar” la contratación de personal local.

    VALOR DE LA ESPECIALIZACIÓN
    La Ley Nº 66 fue promulgada el 24 de septiembre pasado por el gobernador interino de Tarija, Lino Condori, y el artículo que inquieta a las empresas operadoras y de servicios es el tercero, pues señala que todas las empresas, públicas y privadas, que realicen actividades en áreas hidrocarburíferas, civiles, productivas y otras dentro del departamento, darán prioridad a la contratación de productos, servicios y recursos humanos locales, ofertados en Tarija.
    Al respecto, el jefe de Recursos Humanos de la empresa Ingeniería y Servicios Técnicos (IST) Ltda., Óscar Párraga, señala que contractualmente IST cumple con la contratación del 30 por ciento de personal local. “Es complicado conseguir mano de obra calificada y ahora nos piden cinco años de experiencia mínima en calidad y seguridad, y en Tarija más complicado todavía porque el grueso de la mano de obra calificada está en Santa Cruz. Si nos exigen un personal con determinado perfil y experiencia, entonces, lógicamente puede tener una incidencia negativa en nuestras operaciones”, dijo.
    Por su parte, la responsable de Relaciones Públicas de la empresa Servicios Petroleros Bolivianos (Serpetbol) Ltda., Rosa María Fortún, afirma que la compañía contrata hasta 50 por ciento del personal local en el caso de requerir mano de obra no calificada y como parte de su compromiso social con la comunidad; sin embargo, cuando se trata de mano de obra especializada “no importa la nacionalidad, sino la experiencia” y la calificación.
    En el caso de Repsol Bolivia, que opera en Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz y Cochabamba, la responsable de Comunicación y Relaciones Externas, Karina Vargas, señala que se contrata personal para las áreas de operación y administración. Pone como ejemplo el desarrollo de proyectos como el de Margarita-Huacaya, para el que la compañía contrata a otras empresas cuya especialidad es la construcción de plantas o de ductos. “Durante estos períodos de construcción se genera una gran demanda de personal en actividades propias, donde Repsol Bolivia pide a sus empresas contratistas y subcontratistas que prioricen la contratación de personal en las comunidades vecinas, pero siempre y cuando cumplan con el perfil requerido para cada puesto”, explica.
    En cuanto a la escasez de personal calificado, Párraga señala que IST “extrema esfuerzos”, contratando inclusive personal del exterior cuando se trata de áreas especializadas como la mecánica, obras civiles y hasta el montaje. Fortún coincide al señalar que, actualmente, Serpetbol tiene contratado a personal de España para manejar un equipo de grúa pues en el país no encontraron personal que conociera esa tecnología.