Perro violado por dueños se volvió agresivo y lo mataron

Una pareja estadounidense abusó sexualmente de su perro, Bubba, durante años e incluso tenían acondicionado un cuarto especialmente para violarlo. Tras ser descubiertos, las autoridades se vieron forzadas a sacrificarlo ya que el trauma lo había convertido en un animal incontrolablemente agresivo.

Frederick Manzanares, de 51, y Janette Solano, de 49, fueron sorprendidos por la Policía de Colorado en marzo de 2018 tras mantener una discusión acerca de si la mujer seguiría o no manteniendo relaciones sexuales con su perro. Durante el allanamiento, los oficiales encontraron fotografías de ambos violando al perro.

Según reveló un medio local, la mujer había intentado separarse debido a que su esposo se había obsesionado con el número de encuentros sexuales que involucraban a Bubba. Janette confesó haber intentado dejarlo cuando encontró las primeras imágenes de su marido con el animal.

Como resultado, Solano no será sentenciada por maltrato animal, pero su marido sí recibió seis meses de prisión, además de 2 años de vigilancia supervisada.

Por su parte, Bubba pasó unos meses en un refugio y después fue puesto a disposición de una familia adoptiva que terminó devolviéndolo luego de que este se comportara de manera agresiva.

Acto seguido, el juez Cheryl Rowles-Stokesprior decidió que tenía que ser sacrificado, pues el trauma experimentado lo había afectado de por vida: “El perro ha exhibido un comportamiento impredecible y muestra signos de agresión hacia el personal de servicios veterinarios, voluntarios, trabajadores de servicios comunitarios y miembros del personal con los que el can no está especialmente familiarizado. Bubba no puede ser adoptado de forma segura basándonos en su historia”, sentenció.