Paraguay reforestará zonas dañadas por incendios

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, adelantó ayer que las campañas para la reforestación en zonas devastadas por los incendios se trabajan ya en conjunto con el Instituto Forestal Nacional.

Este viernes, el mandatario hizo uso de la palabra en la inauguración de un grupo de obras gubernamentales en el departamento de Concepción, ubicado al noroeste de la región oriental del país, y que limita al norte con Brasil, al este con Amambay, al sur con San Pedro, y al oeste con el río Paraguay.

En su intervención, aseguró que para el final de su gobierno pretende instalar más de 500 unidades de salud familiar.
Señaló que actualmente se debe ‘armonizar una legislación’, a través de los convenios que se firmaron para la protección del medio ambiente. En ese sentido, indicó que los países que generan más polución en el medio ambiente envían recursos importantes a Paraguay para la preservación de los bosques nativos.

Informó que en Concepción se labora en coordinación con el sector privado para instalar una fábrica de celulosa, que permitirá que la reforestación sea rentable.
Asimismo, subrayó que considera necesaria la construcción de mecanismos que, por medio de créditos, acompañen el proceso productivo de la reforestación. En otra parte de su discurso, el jefe de Estado recordó que Concepción fue uno de los departamentos en donde empezaron el programa de inversión para la atención primaria.

Refirió que en un año lograron iniciar la construcción de 24 unidades de salud familiar y la incorporación del 100 por ciento de los recursos disponibles.
El mandatario acotó que al final de su gobierno pretenden dejar inauguradas alrededor de unas 500 unidades de salud familiar.